Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Túnez: más peticiones para detener el "golpe" del presidente

Protesta en Túnez contra el presidente Kais Saied durante en la capital el 18 de septiembre de 2021, denunciando las medidas que introdujo el 25 de julio y la extensión del estado de emergencia. [Yassine Gaidi - Agencia Anadolu]

Más políticos de Túnez han salido a la palestra para decir que el presidente Kais Saied debe ser destituido de su cargo debido a lo que califican de "golpe contra la Constitución" y de preludio de la vuelta del país a la tiranía.

Esto se produce después de que Saied suspendiera ayer la mayoría de los artículos de la Constitución. El Parlamento, mientras tanto, sigue suspendido.

"La declaración presidencial significa una retirada oficial del círculo constitucional dentro del cual se produjo el supuesto movimiento y la revelación del golpe de Estado de forma descarada", escribió el diputado Habib Khader.

Según Mohamed Al-Qumani, un alto cargo del movimiento Ennahda, "la Orden Presidencial 117 de 2021 coloca al presidente Kais Saied en una posición de golpe de Estado flagrante y de autocracia absoluta. Empuja a Túnez a la zona de alto riesgo y lo involucra en una costosa batalla por la legitimidad."

LEER: Argelia cierra el espacio aéreo a Marruecos

Uno de los principales colegas de Qumani en Ennahda, Samir Dilou, dijo que el 22 de septiembre de 2021 marca el día en que Túnez pasó del régimen democrático a la autocracia y de una autoridad legítima a una autoridad de facto. "Al aprobar la suspensión de la Constitución y la disolución de la autoridad temporal de control de la constitucionalidad de las leyes, Saied ha perdido su legitimidad constitucional y se ha convertido en un proscrito. Todas las fuerzas vivas del país tienen la obligación de aislarlo".

Lo único que le queda a Saied, comentó el juez Ahmed Rahmouni, es sentarse en el banquillo de los tribunales.

"Ha abolido de un plumazo 60 años de república y de gobierno republicano y se ha declarado monarca absoluto", escribió el constitucionalista Jawhar Bin Mubarak. "Daremos un paso adelante para defender la república", añadió después.

¿Se utiliza el estado de emergencia en Túnez para restringir las libertades? - Caricatura [Sabaaneh/Middle East Monitor]

El líder del partido Corazón de Túnez Osama Al-Khelaifi, escribió: "No hay una constitución pequeña o grande. Sólo hay una constitución en Túnez que todos juran, y cualquier desviación de ella y de sus disposiciones es una desviación de la legitimidad. A partir de hoy, no reconoceremos ninguna decisión al margen de la Constitución. O volvemos a la senda constitucional lejos del fraude y el engaño, o anunciaremos el fin de la legitimidad".

El diputado independiente Ayachi Zamal insistió en que el silencio ya no es una opción. "No hay que callar ante las acusaciones que afectan a nuestro pueblo, ni ante el absurdo que se está produciendo en Túnez, la transgresión de la ley, la violación de la Constitución y el ataque a los derechos y la dignidad de las personas. Los que callan sobre este asunto tienen miedo porque son corruptos o callan porque son cobardes y oportunistas".

Los que se vuelven contra la Constitución del país pierden legitimidad y deben ser disuadidos, advirtió Said Ghazi Al-Shawashi, secretario general del partido Corriente Democrática.

LEER: El ex presidente de Túnez pide la destitución y el procesamiento de Saied

El fundador del mismo partido, Mohamed Abbou, añadió: "Hemos recurrido a un presidente en torno al cual hay muchos signos de interrogación para acabar con la corrupción política, que ha cerrado todas las puertas al progreso de Túnez, un país que tiene todos los criterios para mejorar si existe la voluntad política".

En lugar de apuntar al sistema de corrupción contra el que Saied no podía hacer nada, dijo Abbou, se aprovechó de esta necesidad urgente. "Ha declarado que ha tomado el control del Estado al servicio de un proyecto frívolo que tiene como objetivo a los tunecinos que pueden ser engañados. Cuando las condiciones del país se deterioren, descubrirán que fueron víctimas y que son la razón por la que Kais Saied se ha atrevido a atentar contra la Constitución del país y su incipiente democracia". Hay que limpiar el país de la corrupción, concluyó, y no empujarlo hacia un proyecto misterioso realizado por una persona misteriosa que no tiene otro objetivo que buscar la popularidad difundiendo ilusiones.

El presidente del Parlamento, Rached Ghannouchi, confirmó a Al-Quds Al-Arabi su rechazo a las nuevas medidas anunciadas por el presidente Kais Saied. Ghannouchi subrayó que Túnez está viviendo una "revolución descarada contra la vía democrática y el Estado civil".

Categorías
ÁfricaNoticiasSmall SlidesTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines