Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí rechaza el informe de la ONU sobre los abusos en Yemen

Un niño yemení recibe ayuda humanitaria en Taizz, Yemen, el 10 de octubre de 2020 [AHMAD AL-BASHA/AFP/Getty Images].

Arabia Saudí ha rechazado las conclusiones de un informe elaborado por un grupo de expertos regionales e internacionales sobre Yemen, que acusa a todas las partes del conflicto de violar los derechos humanos, y ha dicho que está "politizado y no es imparcial".

Esta afirmación se produjo en un discurso pronunciado ayer por el representante permanente del reino ante la ONU en Ginebra, Abdulaziz Al-Wasel, durante una sesión de diálogo interactivo celebrada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para debatir el cuarto informe anual sobre Yemen.

Al-Wasel dijo: "Arabia Saudí rechaza el mandato del equipo encargado del seguimiento de la situación en Yemen y no reconoce sus informes politizados y los resultados a los que se llegó con herramientas sesgadas y fuentes poco fiables."

La agencia oficial de noticias SPA citó a Al-Wasel diciendo: "Las prácticas e informes del equipo indican ciertamente una falta de imparcialidad".

"El Reino fue objeto de ataques con misiles por parte de las milicias terroristas hutíes, dirigidos a los ciudadanos y a las infraestructuras vitales, pero el equipo declaró que estos ataques son de carácter militar."

"El equipo, con su seguimiento sesgado de una oscura milicia terrorista golpista, ¿desea realmente contribuir a la solución de la crisis yemení o alentar a las milicias a continuar con su golpe?", preguntó.

LEER: La CIA advierte que la amenaza terrorista procede de Yemen e Irak, no de Afganistán

En su cuarto informe al Consejo de Derechos Humanos, el Grupo de Expertos Eminentes Internacionales y Regionales sobre Yemen presentó sus conclusiones sobre las graves violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas por las partes en conflicto en Yemen. El informe, titulado "Una nación abandonada: Un llamamiento a la humanidad para poner fin al sufrimiento de Yemen" se publicó el 8 de septiembre y abarca el periodo comprendido entre julio de 2020 y junio de 2021.

El informe destaca "las restricciones humanitarias, así como los obstáculos al acceso a la alimentación y la atención sanitaria, las detenciones arbitrarias, las desapariciones forzadas, la violencia de género, incluida la violencia sexual, la tortura y otras formas de trato cruel, inhumano o degradante, la denegación del derecho a un juicio justo, las violaciones de las libertades fundamentales, la persecución y las violaciones contra periodistas, defensores de los derechos humanos, minorías, migrantes, desplazados internos y la violación de los derechos de los niños".

Éstas, dijo, fueron llevadas a cabo por "todas las partes del conflicto, con violaciones cometidas por el Gobierno de Yemen, el Consejo de Transición del Sur, los miembros de la coalición y las autoridades de facto".

A continuación, "pide a los terceros Estados que dejen de proporcionar armas y apoyo militar a las partes, dado el papel de estas transferencias en la perpetuación del conflicto y la posible contribución a las violaciones".

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall SlidesUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines