Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El rey de Marruecos nombra primer ministro al multimillonario magnate del combustible Akhannouch

El líder del Partido de la Unión Nacional de Independientes (RNI), Aziz Akhannouch, da una rueda de prensa sobre los resultados electorales en Rabat, Marruecos, el 09 de septiembre de 2021 [Jalal Morchidi / Agencia Anadolu].

El rey de Marruecos, Mohamed VI, nombró el viernes al multimillonario magnate de los combustibles Aziz Akhannouch como primer ministro después de que su partido quedara en primer lugar en las elecciones parlamentarias del miércoles, informó Reuters.

Akhannouch, ex ministro de Agricultura, es uno de los hombres más ricos de Marruecos con una fortuna estimada en unos 2.000 millones de dólares. Ha liderado el partido liberal RNI desde 2016.

El miércoles, RNI ganó 102 de los 395 escaños del parlamento, ya que la cuota de votos del partido moderado PJD, que había sido el mayor en las dos elecciones anteriores, se desplomó.

En virtud de las reformas introducidas en 2011, el rey elige al primer ministro del partido más grande del parlamento, pero mantiene el poder de veto sobre los miembros del gabinete. En los últimos años ha recuperado más poderes dentro de los muros de palacio, según los analistas.

El RNI se considera cercano al establishment real y Akhannouch dijo en un discurso tras declararse los resultados de las elecciones que "implementaría la visión de su majestad."

LEER: ¿Por qué el Partido de Justicia y Desarrollo de Marruecos ha caído en picado?

Akhannouch, cuyo holding opera en el negocio de la distribución de combustible y gas, y fue blanco de una campaña de boicot de los consumidores en 2018 por los precios, ha impulsado a RNI como un campeón de las reformas sociales y económicas.

Ahora debe formar una coalición de gobierno que pueda contar con una mayoría parlamentaria de al menos 198 escaños.

El siguiente partido más grande tras la votación del miércoles fue el PAM, también liberal y pro establishment, con 86 escaños.

El PJD, cuyo líder Saad Dine El Otmani había sido primer ministro desde 2017, se ha quejado de infracciones en las elecciones, incluyendo lo que dijo era la compra de votos por parte de sus rivales.

Sin embargo, tras conseguir solo 13 escaños frente a los 125 de 2016, ha dicho que pasará a la oposición y no buscará unirse a la próxima coalición de gobierno. Otmani y otros miembros de alto nivel han dimitido de sus cargos en el partido.

Categorías
ÁfricaMarruecosNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines