Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un 50% de los marroquíes ha votado en las elecciones parlamentarias

Una votante se prepara para emitir su voto durante las elecciones parlamentarias y locales de Marruecos en la capital, Rabat, el 8 de septiembre de 2021. [FADEL SENNA/AFP vía Getty Images]

Marruecos dijo que la participación en las elecciones parlamentarias de ayer fue un poco más del 50%, más alta que en 2016 después de que las autoridades la combinaran con las elecciones locales que tradicionalmente atraen una mejor participación, informó Reuters.

Se esperaba que las nuevas reglas de votación dificultaran que los partidos más grandes obtuvieran tantos escaños como antes, algo que, según los analistas, podría costar al islamista moderado PJD, que ha sido el mayor partido en los dos últimos parlamentos.

El Ministerio del Interior dijo que la participación final fue del 50,18%, por encima del 43% registrado en 2016. Se esperan los resultados preliminares durante la noche.

Marruecos es una monarquía constitucional en la que el rey tiene amplios poderes. Elige al primer ministro del partido que obtiene más escaños en el parlamento de 395 miembros y nombra a los principales ministros.

Palacio también establece la agenda económica de este país norteafricano de 37 millones de habitantes y ha encargado un modelo de desarrollo que el nuevo gobierno debe aplicar.

LEER: El partido Justicia y Desarrollo de Marruecos sufre un batacazo en las elecciones

El papel dominante de la monarquía hace que los partidos políticos defiendan plataformas similares centradas en la educación, la sanidad, el empleo y el bienestar social.

"¿Por qué debería votar? No espero que el voto mejore mi situación porque los políticos sólo se preocupan de sí mismos", dijo un trabajador de un hotel de Rabat que dijo llamarse Khalid.

"He votado a un joven de un partido que ofrece promesas realistas para desarrollar este país", dijo un jubilado, que dio su nombre como Ibrahim, mientras salía de un colegio electoral en Rabat.

A pesar de haber sido el partido más grande desde 2011, el PJD no ha logrado detener las leyes a las que se opone, incluyendo una para reforzar la lengua francesa en la educación y otra para permitir el cannabis para uso médico.

Las nuevas reglas de votación, que los líderes del PJD consideran que se han introducido específicamente para atacar su mayoría, cambian la forma de asignar los escaños, lo que hace más difícil que los partidos grandes obtengan tantos escaños.

En un comunicado el miércoles, el PJD acusó a sus rivales de cometer infracciones, incluida la compra de votos, sin dar más detalles.

Se espera que la economía marroquí crezca un 5,8% este año, después de que el año pasado se contrajera un 6,8% por el impacto combinado de la pandemia de coronavirus y la sequía.

Categorías
ÁfricaMarruecosNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines