Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La AP no puede hablar de los derechos de los palestinos

El presidente palestino Mahmoud Abbas en Ramallah, Cisjordania, el 12 de mayo de 2021 [Issam Rimawi/Anadolu Agency].

La reciente reunión entre el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, y el líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, estableció que los palestinos están siendo explotados con el fin de proporcionar la estabilidad de la AP y una mayor coordinación de seguridad con el Estado de ocupación colonial. Por lo tanto, con la desafortunada expectativa de que los palestinos se enfrenten a una represión adicional por parte de las fuerzas de seguridad de la AP, incluso después de que el asesinato de Nizar Banat y la dispersión violenta de las protestas palestinas atrajeran la atención internacional, el resumen de noticias de Wafa sobre la preocupación de Abbas por la libertad de expresión roza lo absurdo.

"Somos socios en la defensa de los derechos de nuestro pueblo palestino frente a la ocupación y sus planes destinados a liquidar la causa palestina", dijo Abbas a una delegación de organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos. Hace sólo dos semanas, la ONU y la UE condenaron la detención por parte de la AP de activistas palestinos que pedían justicia por la ejecución extrajudicial de Banat.

Hay mucha disonancia en la afirmación de Abbas. ¿Por qué un dirigente que quiere defender a los palestinos pondría a sus fuerzas de seguridad en contra de los disidentes? Si la AP acepta que los palestinos son leales a su resistencia anticolonial, es lógico que la supresión de la resistencia se haga desde la perspectiva de la colaboración con Israel y la comunidad internacional; "liquidar" la causa palestina es, pues, un esfuerzo colectivo en el que participa la AP, en detrimento del pueblo palestino.

La AP ha aprendido bien la lección del enfoque de la comunidad internacional hacia los derechos humanos. Durante décadas, se le dijo a la AP que "esperara" mientras Israel aceleraba su expansión colonial. Ahora los palestinos son coaccionados a "esperar" por la AP, especialmente cuando se trata del repetido aplazamiento de las elecciones democráticas. Si los activistas sacan a la luz la explotación de los derechos democráticos básicos por parte de la AP, Abbas puede confiar en los servicios de seguridad para controlar cualquier inquietud posterior. La democracia, después de todo, es un parámetro peligroso para el gobierno ilegítimo de la AP.

LEER: La reunión entre Abbas y Gantz fue vergonzosa

Por eso, la afirmación de Abbas de que está dispuesto a celebrar elecciones, apenas unos meses después de cancelarlas, no debe tomarse en serio, ni ahora ni en el futuro. Lo creeremos cuando lo veamos. Por el momento, la probabilidad parece inverosímil, dada la connivencia entre Estados Unidos e Israel para fortalecer a la AP mediante la coordinación de la seguridad y los incentivos económicos, sin importar cuánto se pisoteen los derechos humanos palestinos en el proceso.

Es inconcebible pensar que la AP se preocupe siquiera remotamente por los derechos de los palestinos. A falta de una dirección que salvaguarde realmente los derechos políticos de la población, corresponde a las organizaciones de derechos humanos señalar las irregularidades políticas que se traducen en violaciones de los derechos humanos.

Como mínimo, la AP debería tener la decencia de evitar todo intento de promover una agenda de derechos humanos mientras sus prioridades sigan alineadas con la ayuda a la expansión colonial de Israel. La precaria posición política de la AP puede ser la preocupación más evidente en términos de estabilidad diplomática, pero apuntalarla financieramente ha sido un factor que ha contribuido al acaparamiento de tierras por parte de Israel. A medida que más palestinos expresan abiertamente su desacuerdo con el papel de la AP en la colonización israelí, la autoridad de Ramallah haría bien en alejarse de la retórica de los derechos humanos, a menos que esté dispuesta a rendir cuentas por sus acciones.

LEER: Israel no está haciendo nada para ayudar a la AP a sobrevivir

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines