Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Sudán cita al enviado de Etiopía tras el hallazgo de cadáveres en el río Tekeze

Los etíopes, que huyeron del conflicto en el Tigray, en un campo de refugiados en Sudán el 14 de diciembre de 2020 [Mahmoud Hjaj/Anadolu Agency].

Sudán convocó al embajador de Etiopía en Jartum para informarle de que 29 cadáveres encontrados en las orillas de un río colindante con Etiopía eran de ciudadanos etíopes de la etnia Tigray, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Sudán.

En un comunicado emitido a última hora de ayer se decía que el embajador había sido convocado el 30 de agosto y que se le había comunicado que los cadáveres habían sido encontrados entre el 26 de julio y el 8 de agosto en la orilla sudanesa del río Setit, conocido en Etiopía como Tekeze.

Los cadáveres fueron identificados por etíopes residentes en la zona de Wad Al-Hulaywah, en el este de Sudán, según el comunicado.

El comunicado no indica cómo murieron las personas.

Dina Mufti, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Etiopía, no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios.

El río es la actual frontera de facto entre el territorio controlado por las fuerzas tigresas y el controlado por las fuerzas amharas aliadas del gobierno federal de Etiopía. En otro punto, el río también separa a Sudán de Etiopía.

LEER: La ONU y Sudán discuten la coordinación de esfuerzos para garantizar el éxito del periodo de transición

Las tensiones entre Sudán y Etiopía se han disparado debido a la extensión del conflicto en la región norteña de Tigray y a la construcción por parte de Etiopía de una gigantesca presa hidroeléctrica en el Nilo Azul.

Decenas de miles de refugiados han huido al este de Sudán y se han producido escaramuzas militares en una zona de tierras agrícolas disputadas a lo largo de la frontera entre Sudán y Etiopía.

Las autoridades sudanesas declararon el domingo que habían confiscado un cargamento de armas que había llegado por vía aérea desde Etiopía, bajo la sospecha de que las armas estaban destinadas a ser utilizadas en "crímenes contra el Estado".

El Ministerio del Interior de Sudán dijo más tarde el lunes que el cargamento había resultado ser parte de una carga legal importada por un comerciante de armas con licencia.

Categorías
ÁfricaEtiopíaNoticiasRegiónSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines