Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Marruecos acude a las urnas con nuevas normas de votación

La gente llega a depositar su voto en las elecciones parlamentarias y municipales, en un colegio electoral en Rabat, Marruecos, el 8 de septiembre de 2021 [Jalal Morchidi/Agencia Anadolu].

La población marroquí ha empezado a votar hoy en las elecciones parlamentarias bajo nuevas reglas que se esperaba que hicieran mucho más difícil que el islamista moderado PJD se mantuviera como el partido más fuerte, informa Reuters.

Aunque los sondeos electorales están prohibidos, los analistas esperan que el PJD pierda terreno frente a sus rivales más favorables al establishment, los partidos RNI y PAM, que se definen como socialdemócratas.

Marruecos es una monarquía constitucional en la que el rey tiene amplios poderes. Elige al primer ministro del partido que obtiene más escaños en el parlamento y nombra a los principales ministros.

El palacio también establece la agenda económica del país de 37 millones de habitantes y ha encargado un nuevo modelo de desarrollo que el nuevo gobierno debe aplicar.

El papel dominante de la monarquía hace que los partidos políticos defiendan plataformas similares centradas en la educación, la sanidad, el empleo y el bienestar social.

LEER: El mayor partido de la oposición de Marruecos espera tomar la delantera en las elecciones

La participación en las elecciones parlamentarias ha sido generalmente baja. Este año la votación se celebrará el mismo día que las elecciones municipales y regionales, que suelen tener una mayor asistencia, en un intento de mejorar la participación.

A pesar de haber sido el partido más votado desde 2011, el PJD no ha conseguido frenar las leyes a las que se opone, entre ellas una para reforzar la lengua francesa en la educación y otra para permitir el uso del cannabis con fines médicos.

Las nuevas normas de votación, que los líderes del PJD consideran introducidas específicamente para atacar su mayoría, cambian la forma de asignar los escaños, lo que hace más difícil que los partidos grandes obtengan muchos escaños.

Se espera que la economía marroquí crezca un 5,8% este año, después de haberse contraído un 6,8% el año pasado por el impacto combinado de la pandemia de coronavirus y la sequía.

Categorías
ÁfricaMarruecosNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines