Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La mente palestina vence a las máquinas de guerra de Israel

Jóvenes palestinos portan un cartel del grupo militante Yihad Islámica en el que se lee en árabe: "la segunda gran fuga de las prisiones del enemigo sionista" [JAAFAR ASHTIYEH/AFP via Getty Images].

La fuga que se produjo ayer en la prisión de Gilboa, en Bisan, al norte de Palestina, recuerda a la gran fuga de 1968 y a un intento de fuga hace 20 años de la misma prisión.

La operación de fuga fue un golpe para el servicio de seguridad israelí, ya que el servicio de prisiones y sus diversos organismos toman varias medidas para evitar fugas de este tipo. Las medidas incluyen:

  1. Todos los suelos de las habitaciones son de hormigón con una capa de hierro reforzado muy resistente.
  2. Se coloca hierro fundido con un material especial muy resistente en las ventanas, que tienen sensores de alerta que avisan a los carceleros cuando son manipuladas.
  3. Gruesos muros de hormigón armado.
  4. Una valla interior de 8 metros de altura con alambre de espino.
  5. Perros guardianes repartidos por los muros de la prisión, que cubren todo el recinto.
  6. Una alta valla de alambre de espino.
  7. La calle que rodea la prisión se patrulla continuamente.
  8. Hay torres de vigilancia repartidas por toda la zona, que cubren la prisión desde todas las direcciones, tanto a simple vista como con cámaras electrónicas de alta resolución.

Prisioneros palestinos se fugan de una cárcel de alta seguridad - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

El servicio de seguridad del centro penitenciario se encarga de evitar la evasión de los presos y es responsable de examinar estos procedimientos y de garantizar su eficacia de forma permanente. Realiza controles periódicos de la siguiente manera:

  1. Examina el suelo, las paredes y las ventanas golpeándolas 3 veces al día con herramientas especiales.
  2. Los presos que cumplen cadena perpetua y los que las autoridades creen que pueden intentar fugarse son trasladados continuamente de celda en celda y de prisión en prisión.
  3. Se coloca una etiqueta en las tarjetas de identificación de cada preso que pueda estar pensando en fugarse, para que se le preste especial atención, así como una vigilancia continua.
  4. Inspecciones continuas; se revisa la ropa y todo el contenido de la celda para evitar que los presos se instalen y para encubrir una posible fuga.

LEER: Israel no está haciendo nada para ayudar a la AP a sobrevivir

A pesar de todos los procedimientos aparentes y ocultos, los héroes pudieron cavar con herramientas primitivas sin que se oyera un solo ruido y sin que saliera una gran cantidad de suciedad del túnel. La suciedad se eliminaba de diversas formas y maneras sin que este sistema completo e integrado se diera cuenta. Es una derrota para la mente israelí y una victoria para la mente palestina.

La experiencia ha demostrado que los prisioneros palestinos seguirán intentando fugarse, y las prisiones han sido testigos de docenas de intentos, algunos de los cuales han tenido éxito, mientras que otros han sido descubiertos durante las fases de ejecución. Se trata de una continua batalla de ingenio.

Esta operación es muy dolorosa para la seguridad israelí, y recuerda a la fuga de la prisión de Ashkelon de 1964, que fue descrita como una operación de Hollywood por su precisión, el ingenio de su planificación y el valor de quienes la llevaron a cabo en su momento.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en el Centro de Información Palestino el 6 de septiembre de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

Mahmoud Merdawe es un escritor y analista político especializado en asuntos sionistas, preso palestino liberado, Merdawe pasó 20 años en las cárceles de la ocupación

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines