Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército sirio intensifica la ofensiva contra un reducto rebelde en el suroeste

Un combatiente rebelde sirio apunta con su rifle de asalto Kalashnikov mientras se encuentra cerca de la línea de frente contra las fuerzas gubernamentales al oeste de la asediada ciudad sureña de Daraa el 3 de julio de 2018 [MOHAMAD ABAZEED/AFP vía Getty Images].

Las fuerzas de élite sirias, ayudadas por las milicias proiraníes, intensificaron el martes una ofensiva contra un enclave rebelde en una zona del suroeste que limita con Jordania e Israel, según fuentes de los residentes, militares y de la oposición, informó Reuters.

Los combates se intensificaron a principios de esta semana tras el fracaso de un plan de paz ruso que pretendía evitar una ofensiva total contra Deraa al-Balaad, el núcleo de la ciudad de Deraa que ha desafiado a la autoridad estatal desde que la provincia circundante de Deraa fue recapturada por las fuerzas del presidente Bashar al-Assad en 2018.

Testigos y fuentes militares que decenas de misiles improvisados fueron disparados contra Deraa al-Balaad por la Cuarta División proiraní del ejército sirio, respaldada por milicias locales financiadas por Irán.

LEER: Disparos de celebración sobre Kabul, mientras las últimas tropas estadounidenses se marchan

Fuentes del ejército dijeron que las tropas que han rodeado el bastión rebelde urbano durante los últimos dos meses trajeron refuerzos el lunes antes de un empuje final en el centro de Deraa.

Deraa al-Balaad fue la cuna de las protestas pacíficas contra el gobierno autocrático de la familia Assad que estallaron hace una década -en el marco de los levantamientos prodemocráticos de la Primavera Árabe- antes de extenderse en respuesta a las mortíferas medidas de las fuerzas de seguridad y transformarse en una devastadora guerra civil.

La última campaña del ejército se produjo en medio de una serie de ataques en las últimas 24 horas por parte de los restos de los grupos rebeldes contra los puestos de control y los puestos de avanzada del ejército en Dael, Jasem y otras ciudades de la provincia de Deraa, dijeron fuentes de la oposición y los residentes.

Una fuente de los servicios de inteligencia occidentales dijo que varios miles de familias de las ciudades atrapadas en el fuego cruzado habían huido a zonas más seguras cerca de la frontera con Jordania, donde el ejército jordano estaba en alerta ante una posible nueva oleada de refugiados.

El ejército sirio dijo que al menos cuatro soldados murieron en emboscadas a las tropas en las ciudades de Sanameen y Nawa, y que los bombardeos rebeldes habían causado varias víctimas en zonas residenciales.

Las fuerzas gubernamentales, ayudadas por el poder aéreo ruso y las milicias iraníes, retomaron la provincia de Deraa en 2018, y Moscú aseguró entonces a Israel y Estados Unidos que impediría que las milicias respaldadas por Irán invadieran la zona fronteriza.

LEER: El Comité Central de Daraa anuncia el fracaso de las negociaciones con el régimen sirio

Ese acuerdo obligó a miles de rebeldes respaldados por Occidente a entregar armas pesadas, pero impidió que las fuerzas de Assad entraran en Deraa al Balaad, cuya administración siguió en manos de la oposición.

Los ancianos locales dijeron que los rebeldes dijeron a los mediadores rusos que habían rechazado un ultimátum entregado durante la noche por el ejército para entregar sus armas ligeras y permitir que las tropas establecieran puestos de control dentro de Deraa al Balaad.

Las fuerzas pro-Assad han impedido la entrada de suministros de alimentos, médicos y de combustible en Deraa al-Balaad, pero han abierto un corredor para que los civiles puedan salir, según funcionarios y residentes locales.

Estados Unidos y sus aliados han expresado su preocupación por la campaña militar de Assad en Deraa, que, según ellos, está desafiando la promesa de Rusia de mantener la estabilidad y frenar a las milicias respaldadas por Irán y hostiles a Israel.

Assad resistió la larga insurgencia contra él y ha recuperado el control de alrededor del 70% de Siria con la ayuda de Rusia e Irán. Pero Idlib, en el extremo noroeste, sigue bajo control de los rebeldes y algunas zonas del noreste están en manos de los kurdos.

Categorías
NoticiasOriente MedioSiriaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines