Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

53 legisladores estadounidenses advierten del uso del castigo colectivo por parte de Israel en Gaza

Familias palestinas intentan continuar su vida entre escombros, edificios dañados y destruidos por los ataques israelíes en Beit Hanoun, Gaza, el 24 de julio de 2021, mientras esperan que sus casas sean reconstruidas. [Mustafa Hassona - Agencia Anadolu]

Cincuenta y tres demócratas de la Cámara de Representantes han advertido de la sombría situación humanitaria en Gaza en una carta dirigida al secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en la que denuncian el castigo colectivo de Israel a los palestinos del enclave asediado y la prohibición por parte del Estado ocupante de material esencial que es vital para aliviar el sufrimiento palestino.

"La actual crisis humanitaria en Gaza es insostenible", escribieron los legisladores en una carta elogiada por grupos judíos estadounidenses progresistas. "Garantizar que los palestinos que residen en Gaza reciban ayuda humanitaria es vital para asegurar el bienestar de los 2,1 millones de residentes de Gaza", continúa la carta.

Encabezada por los congresistas demócratas Mark Pocan y Debbie Dingell, la carta, que llega tres meses después de la embestida de 11 días de Israel contra la Franja, en la que murieron más de 250 personas, entre ellas mujeres y niños, pide que se aseguren cambios "vitales para abordar la crisis humanitaria en Gaza".

Los legisladores afirmaron que la situación humanitaria de Gaza se ha visto "exacerbada por las recientes hostilidades entre Hamás e Israel" y "ha dejado a unos 1,3 millones de palestinos con necesidad de asistencia humanitaria".

"Desgraciadamente, la reciente campaña aérea israelí en Gaza no ha hecho más que empeorar las condiciones de vida, infligiendo 380 millones de dólares en daños a la asediada franja y necesitando 485 millones de dólares en ayuda humanitaria y de reconstrucción inmediata", decía la carta en referencia a un reciente informe de la ONU, el Banco Mundial y la UE.

LEER: Israel dispara a pescadores palestinos a 3 millas de las costas de Gaza

La carta pedía a Blinken que trabajara con Israel y Egipto en la emisión de directrices claras sobre los materiales permitidos en Gaza y que revisara la eficacia del actual acuerdo del Mecanismo de Reconstrucción de Gaza. Como Israel tiene el control efectivo de Gaza, el Estado ocupante tiene la última palabra sobre lo que entra y sale de la Franja asediada. A menudo se le acusa de negar material esencial, incluidos alimentos básicos, para castigar a los palestinos.

Denunciando la falta de claridad sobre qué materiales de construcción están prohibidos para entrar en la Franja de Gaza, los legisladores afirman que Israel "prohíbe selectivamente los materiales que considera de "doble uso", es decir, cualquier artículo que, según ellos, podría tener una aplicación militar". Destacan materiales vitales que han sido clasificados como de doble uso, como desinfectantes de agua, unidades de desalinización y generadores de electricidad.

Los legisladores también condenaron la restricción israelí de la zona de pesca de Gaza a seis millas náuticas como una forma de castigo colectivo. "Aunque la restricción fue revocada recientemente, la decisión de castigar colectivamente al pueblo de Gaza restringiendo unilateralmente su zona de pesca sigue siendo extremadamente preocupante", decía la carta, instando a Blinken "a trabajar con el gobierno israelí para que se abstenga de llevar a cabo acciones tan dañinas e ilegales".

LEER: La UNRWA pide apoyo para los refugiados palestinos en el Líbano

La carta del miércoles es una de las varias enviadas a los funcionarios de la administración Biden en los últimos meses en las que se destaca la agresión de Israel contra los palestinos. En junio, 73 legisladores estadounidenses instaron al presidente Joe Biden a deshacer las políticas pro-israelíes de su predecesor.

En mayo, 25 miembros demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos enviaron una carta a Biden en la que le pedían que presionara a Israel para que detuviera el desalojo forzoso previsto de palestinos en la Jerusalén Oriental ocupada. Un mes antes, los legisladores estadounidenses presentaron un proyecto de ley para impedir que Israel utilice el dinero de los impuestos estadounidenses para atacar a los niños.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines