Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

En respuesta a la verdad expuesta, la Autoridad Palestina intensifica su violenta represión

Las fuerzas de seguridad palestinas intervienen a los palestinos durante una protesta por la muerte del activista de la oposición Nizar Benat, poco después de ser detenido por las fuerzas de seguridad palestinas en Ramala, Cisjordania, el 26 de junio de 2021. [İssam Rimawi - Agencia Anadolu]

La Autoridad Palestina ha intensificado sus notorios "logros" contra el pueblo palestino. Las estadísticas publicadas por el Centro Palestino para el Desarrollo y las Libertades de los Medios de Comunicación (MADA) muestran que, en junio, las violaciones de la AP contra los periodistas, por ejemplo, superaron a las cometidas por Israel.

De las 123 agresiones a periodistas en junio, 69 fueron cometidas por "partes palestinas", frente a las 52 atribuidas a Israel. La reducción de las agresiones israelíes a periodistas se atribuye a una disminución de los enfrentamientos en junio en comparación con mayo, cuando Sheikh Jarrah fue el centro de atención. Sin embargo, MADA también señala que los ataques palestinos a periodistas reflejan la violencia de Israel contra los medios de comunicación.

En medio de las crecientes críticas y disensiones contra la AP, que se agudizaron con la ejecución extrajudicial del activista y crítico palestino Nizar Banat, el primer ministro Mohammad Shtayyeh intentó apaciguar a los palestinos con una retórica sobre la libertad de expresión en las zonas controladas por la AP. Las acciones de la autoridad demuestran que esto es una falacia.

"Hubo un claro intento oficial palestino de impedir que los medios de comunicación y los periodistas cubrieran las protestas que tuvieron lugar en Cisjordania tras el asesinato del activista político y de derechos humanos Nizar Banat", explicó MADA. "El objetivo era impedir que se transmitiera la realidad de lo que está ocurriendo sobre el terreno, sin tener en cuenta la libertad de prensa ni la seguridad de los periodistas".

LEER: La Autoridad Palestina sólo se preocupa por Israel

Sin embargo, si la AP pensaba que la ejecución extrajudicial de Banat silenciaría a los palestinos, se equivocaba; es todo lo contrario. La AP tiene ahora dos opciones: la ideal sería escuchar las quejas del pueblo palestino y celebrar elecciones democráticas; es un riesgo para los que están en el poder, pero es por el bien del pueblo. La otra, que parece haber sido respaldada inequívocamente por las mismas personas en el poder, es permanecer en el cargo a expensas del pueblo, incluso si eso significa matar a los miembros más francos de la sociedad palestina. En cuanto a los demás, la AP cree que la intimidación y la violencia mantendrán a la mayoría en su sitio. Y por ahora, puede ser suficiente.

Sin embargo, la AP ha dado sobradas pruebas de cómo funciona como subcontratista de la violencia colonial de Israel, y de lo arraigado que está su papel en la expansión colonial de Israel. Matar a un crítico no fue suficiente. El personal de los medios de comunicación es, una vez más, un objetivo destacado, ya que es a través del periodismo que la AP puede ser expuesta como la entidad corrupta que es. Los inversores internacionales de la AP no se oponen a su violencia, ya que la coordinación de la seguridad favorece los intereses de Israel, y la principal preocupación de Israel en este momento es que la AP dirigida por Mahmud Abbas siga en el poder, para que no se altere el statu quo de la política palestina.

La administración Biden, mientras tanto, está en camino de ayudar a la AP a lograr sus objetivos autoritarios. Una reciente visita del director de la CIA, William Burns, tuvo como objetivo, según se informa, "fortalecer el liderazgo palestino bajo Mahmoud Abbas". No se están escatimando esfuerzos en la lucha por contener la disidencia palestina contra la AP, lo que aumenta la probabilidad de que aumente la violencia de la vasta red de seguridad de la AP contra el pueblo palestino. Mientras tanto, la complicidad internacional contra los palestinos se eleva a un nuevo nivel, y los periodistas de Palestina -y la verdad- están entre sus víctimas.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines