Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Agentes chinos piratean el gobierno y las empresas tecnológicas de Israel

El logotipo de FireEye Inc. en un ordenador portátil en Nueva York, Estados Unidos, el 30 de enero de 2021 [Tiffany Hagler-Geard/Bloomberg/Getty Images].

Piratas informáticos chinos lograron hackear ordenadores del gobierno israelí y de empresas tecnológicas entre 2019 y 2020, según la firma internacional de ciberseguridad FireEye.

El informe de la compañía reveló que los objetivos israelíes incluían organismos estatales, así como organizaciones privadas de los campos de la navegación, la tecnología, las telecomunicaciones, la defensa, el mundo académico y la tecnología de la información.

Sanaz Yashar, que dirigió la investigación de FireEye sobre los objetivos israelíes, dijo que los ataques podrían estar relacionados con los proyectos de infraestructuras israelíes en los que participa China, incluida la iniciativa "Belt and Road" de Pekín.

"Hay muchas empresas israelíes que están involucradas en los mismos campos que están en el centro de los intereses chinos, como se refleja en sus planes a cinco años", dijo Yashar a Haaretz.

"Su objetivo no es necesariamente siempre robar propiedad intelectual; es posible que en realidad estén buscando información comercial".

"Desde el punto de vista de los chinos, es legítimo atacar a una empresa mientras se negocia con ella, así sabrán cómo fijar el precio del acuerdo adecuadamente".

LEER: El ministro de Asuntos Exteriores de Israel realiza su primera visita desde la normalización

Y añadió: "Cuando los chinos hacen negocios, no entran en el contrato con los ojos cerrados. Examinan las otras ofertas, los correos electrónicos del consejo de administración, la correspondencia entre las personas, cuáles son las intrigas y quiénes son las personas clave."

Las primeras pruebas apuntaban directamente a Irán, el rival geopolítico más polémico de Israel. Los hackers utilizaron herramientas normalmente asociadas a los iraníes y escribieron en farsi.

Sin embargo, tras un examen más profundo de las pruebas, que incluía información de otros casos de ciberespionaje en Oriente Medio, los analistas descubrieron que los agentes chinos se habían hecho pasar por un equipo de hackers de Teherán.

A principios de este año, una organización malaya autodenominada DragonForce afirmó haber pirateado varias redes de CCTV israelíes, incluyendo hogares y agencias gubernamentales. Por su parte, empresas e instituciones israelíes como Israel Aerospace Industries, la compañía de seguros Shirbit y la empresa de software Amital sufrieron una serie de ciberataques el año pasado.

 

Categorías
ChinaIsraelNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines