Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Miles de personas se manifiestan en la capital etíope contra los rebeldes de Tigray

Los etíopes se reúnen en la plaza Meskel, una carretera central , en Addis Abeba para condenar al Frente de Liberación Popular de Tigray que lucha por volver después de haber sido depuesto en 2018 a través de tres años de protestas antigubernamentales en Addis Abeba, Etiopía, el 8 de agosto de 2021 [Minasse Wondimu Hailu - Agencia Anadolu].

La capital de Etiopía fue testigo de una gran concentración el domingo en apoyo de las fuerzas de defensa nacional y en condena de los rebeldes de Tigray en el norte del país, informó la Agencia Anadolu.

Miles de personas de la región de Oromia y de otros lugares se concentraron en la plaza Meskeq de la capital, Addis Abeba, y los campesinos, montados en caballos engalanados, marcharon entre la multitud coreando canciones.

Bajo el lema "Marcharé para salvar a Etiopía", los manifestantes portaban pancartas con lemas como "salvaguardaremos la unidad de Etiopía con sacrificio".

La concentración del domingo, la segunda en menos de un mes, se produjo dos días después de que los combatientes del Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF) entraran en Lalibella, una ciudad histórica con iglesias monolíticas del siglo XII, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los manifestantes también mostraron carteles del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, junto con el presidente ruso Vladimir Putin, y corearon "Gracias, Erdogan" por su apoyo a la estabilidad en Etiopía.

LEER: Decenas de cadáveres aparecen flotando en un río entre Sudán y Etiopía

En una llamada telefónica mantenida el 1 de agosto con el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, Erdogan dijo que Turquía concede gran importancia a la paz y la estabilidad en Etiopía y que seguirá prestando todo tipo de apoyo.

El TPLF gobernó Etiopía durante 27 años al frente de una coalición cuatripartita hasta 2018, cuando fue derrocado por fin, en gran parte por jóvenes de Oromia y Amhara, las dos regiones más pobladas del país.

Su gobierno se caracterizó por la represión de la disidencia, la corrupción de alto nivel y las violaciones de los derechos humanos.

El pasado mes de noviembre, las fuerzas del TPLF asaltaron el Mando Norte de las Fuerzas de Defensa Nacional de Etiopía, matando a soldados y saqueando una cantidad considerable de material militar. Al día siguiente, el gobierno etíope lanzó una amplia operación policial contra los líderes del grupo.

El 29 de junio, el gobierno etíope declaró un alto el fuego unilateral, al parecer para ofrecer a los agricultores de Tigray la posibilidad de cosechar sus tierras, y retiró sus fuerzas de Tigray. Al rechazar el alto el fuego, el TPLF invadió tierras en los estados regionales vecinos de Amhara y Afar.

La semana pasada, tras visitar Etiopía, Samantha Power, directora de la USAID, instó al TPLF a retirar inmediatamente a sus combatientes de las tierras en las que incursionó por la fuerza, llamamiento del que se hizo eco el Departamento de Estado estadounidense, pero el grupo rechazó el llamamiento.

Categorías
ÁfricaEtiopíaNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines