Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército israelí encubrió el asesinato de una familia palestina durante la embestida de mayo en Gaza

El padre Alaa Ebu Hatab y su hija María, de 4 años, de la familia Ebu Hatab, de 7 miembros, son los únicos que sobrevivieron después de que su casa fuera destruida por los últimos ataques israelíes en la ciudad de Gaza, el 31 de mayo de 2021 [Mustafa Hassona/Anadolu Agency].

Haaretz ha publicado hoy más pruebas de los presuntos crímenes de guerra cometidos por Israel durante su asalto de 11 días a Gaza en mayo, que fueron descubiertos por Human Rights Watch el mes pasado, detallando la muerte de un bebé palestino, un adolescente y otros cuatro civiles.

El diario israelí recogió testimonios de testigos presenciales de familias palestinas bombardeadas cerca de la valla de Gaza. Los detalles revelados en el informe, equivalen a lo que puede considerarse un encubrimiento por parte del ejército israelí de posibles crímenes de guerra.

Se afirma que los soldados israelíes dispararon "por error" proyectiles contra una zona habitada por agricultores palestinos, matando a un bebé, un adolescente y otras cuatro personas. El ejército nunca informó del incidente, ni castigó a ningún oficial superior.

El número de muertos en los ataques israelíes contra la Franja de Gaza sigue aumentando... - Caricatura [Sabaaneh/MiddleEastMonitor].

Un bebé de nueve meses, una joven de 17 años, tres mujeres y un hombre, todos ellos "civiles no combatientes", como le gusta llamarlos a Israel, murieron a manos del ejército de ocupación mientras llovían bombas sobre la Franja de Gaza durante la embestida de mayo. Las casas de los agricultores beduinos en el complejo de Al-Karya, un sitio agrícola cerca de Beit Lahia, fueron blanco de los aviones israelíes cuando, para empezar, no deberían haber estado en su mira.

A pesar del aparente ataque a civiles, el incidente no recibió publicidad, pero se dice que el ejército lo conocía y decidió investigarlo. Pero después de dos meses y medio, el ejército sólo ha dicho que "ha aprendido las consecuencias desde el punto de vista profesional y las ha infundido en la unidad". Sin embargo, esta conclusión ha quedado en entredicho.

Haaretz obtuvo testimonios que sugieren la admisión de un juego sucio por parte del ejército israelí que se ha resistido a admitir públicamente. Se afirma que algunos soldados de bajo rango fueron suspendidos por un tiempo limitado y luego regresaron a sus puestos, mientras que un oficial del batallón fue trasladado a un puesto de entrenamiento. Sin embargo, esa fue la suma de las conclusiones extraídas de la matanza de familias palestinas desarmadas en Beit Lahia. Ningún oficial israelí de alto rango fue siquiera castigado, y mucho menos despedido.

Durante la noche del bombardeo previsto, el ejército israelí no informó a los residentes de la necesidad de desalojar sus hogares en previsión del inminente ataque, como se dice que es habitual durante los combates en Gaza. Entonces, alrededor de las 18:30 horas del 13 de mayo, comenzó el bombardeo de las viviendas. Uno de ellos penetró directamente en la estructura donde vivía la familia Abu Daya.

VIDEO: El Ministerio de Sanidad de Gaza advierte de la falta de medicamentos para los enfermos de cáncer

"Encontré a mis hijas, los cuerpos de algunas de ellas estaban destrozados", dijo Nasser Abu Fares Abu Daya. "Mis hijos estaban heridos y todo el lugar estaba lleno de sangre". Esa mañana, Abu Fares era padre de 12 hijos; por la noche, era padre de nueve. Sus hijas Fawziya, de 17 años, Nisrin, de 26, Sabrine, de 28, y su bebé de nueve meses, Mohammed Salama, habían sido asesinados. Haaretz recogió testimonios de los vecinos de Abu Daya que también perdieron a miembros de su familia.

El bombardeo de la familia de Abu Daya es otro ejemplo de lo que Human Rights Watch (HRW) ha calificado de "aparentes crímenes de guerra durante los combates de mayo". El grupo de derechos emitió sus conclusiones el mes pasado tras investigar tres ataques aéreos israelíes que, según dijo, mataron a 62 civiles palestinos. También llevó a cabo entrevistas con familiares de los civiles muertos, con residentes de las zonas atacadas y con aquellos que fueron testigos de los ataques israelíes.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines