Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los palestinos protestan y piden justicia por el activista asesinado Nizar Banat

Los manifestantes participan en una manifestación que pide la renuncia del presidente palestino Mahmud Abbas en Ramallah, en la Cisjordania ocupada, el 24 de junio de 2021, tras la muerte del activista palestino de derechos humanos Nizar Banat [ABBAS MOMANI/AFP vía Getty Images].

Los palestinos celebraron ayer protestas masivas en el centro de la ciudad ocupada de Cisjordania, Ramallah, para condenar el asesinato del activista Nizar Banat por parte de la Autoridad Palestina (AP) y pedir que sus asesinos sean llevados ante la justicia.

Cuarenta días después del asesinato de Banat, los manifestantes se reunieron y levantaron pancartas en las que se leía: "Abbas, escúchanos, disuelve la AP y déjanos".

Los manifestantes también condenaron la continua cooperación en materia de seguridad entre la AP e Israel para "perseguir y liquidar" a los miembros de la resistencia palestina.

Al mismo tiempo, elogiaron a los residentes palestinos del barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén por su persistencia y resistencia a pesar de la fuerte presión israelí para que abandonen sus hogares.

Hussein Abu Kwaik, funcionario de Hamás, dijo que "Nizar Banat fue oprimido y asesinado" porque defendía a los palestinos, y ahora todos los palestinos exigen justicia para él.

"Nizar Banat es el hombre de la palabra y la revolución", dijo Abu Kwaik. "Sacrificó su tiempo, su esfuerzo, su sangre y su alma por conseguir derechos. Lo asesinaron porque no quieren que los palestinos vivan en libertad ni tengan una vida digna. Quieren al pueblo como un rebaño".

Pidió a la AP que celebrara elecciones lo antes posible, subrayando que es la única forma de salir del actual estancamiento político, social y económico.

Banat fue asesinado el 24 de junio. Anteriormente había sido candidato a las elecciones al Consejo Legislativo Palestino que debían haberse celebrado a principios de este año. Las elecciones fueron anuladas por el presidente de la AP, Mahmud Abbas. Era un crítico abierto de la AP, Al Fatah y la OLP, todas ellas dirigidas por Abbas. Desenmascaró muchos casos de corrupción relacionados con ellos. El último ejemplo fue el acuerdo entre la AP e Israel para intercambiar vacunas israelíes contra la COVID-19, a punto de caducar, por vacunas de nueva producción destinadas a Cisjordania. El acuerdo se canceló después de que se descubriera.

 

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines