Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Al acercarse el aniversario de la explosión de Beirut, los libaneses reviven un "dolor indescriptible"

Familiares de las víctimas de la explosión del puerto de Beirut se reúnen durante una protesta que exige la realización de una investigación justa y el descubrimiento de los responsables de la explosión en el puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020, frente al edificio del Parlamento en Beirut, Líbano, el 10 de julio de 2021. [Mahmut Geldi - Agencia Anadolu]

Para Shady Rizk, superviviente de la explosión de Beirut, el tiempo se detuvo el 4 de agosto del año pasado, cuando un enorme depósito de nitrato de amonio explotó en el puerto de la capital libanesa, frente a su oficina.

"Todos los días son el 4 de agosto, todos los días", dijo este hombre de 36 años.

"Todos los días me acuerdo de la explosión o me acuerdo de lo que pasó aquel espantoso día".

La gigantesca explosión mató a más de 200 personas, hirió a miles y destruyó grandes partes de la ciudad.

Rizk se encontraba en la oficina donde trabaja para un proveedor de Internet y estaba filmando el humo que se elevaba de una primera explosión en el puerto cuando se produjo la segunda.

Le dejó 350 puntos de sutura por todo el cuerpo y la cara, y le afectó parcialmente a la vista.

Tras sobrevivir a la experiencia casi mortal, Rizk considera el 4 de agosto como su renacimiento y ahora quiere continuar este nuevo capítulo de su vida lejos del Líbano.

"No me siento seguro en mi país, por eso quiero irme... Es la decisión más difícil que he tomado en mi vida", dijo Rizk.

Ahora ha solicitado la inmigración a Canadá y planea estar allí en octubre de este año. Mientras tanto, sigue viviendo en la casa de su familia en un suburbio de Beirut con vistas al puerto, un recuerdo diario de su traumática experiencia.

A medida que se acerca el aniversario de la explosión del miércoles, Rizk dice que su "enfado interno" crece, alimentado por el estancamiento de la investigación sobre la explosión. Es uno de los muchos libaneses enfadados por la falta de responsabilidad un año después.

"Todavía no se ha detenido a nadie, nadie ha dimitido, nadie está en la cárcel... Todavía no se sabe la verdad", dijo Rizk.

LEER: ¿Qué destino le depara al Líbano?

El médico de Rizk sigue extrayendo los cristales de su cuerpo. Y aunque muchas de sus cicatrices ya han sido tratadas, "sigue curándose" tanto física como mentalmente.

"Las cicatrices internas son aún peores, puede que físicamente me cure con el tiempo, pero psicológicamente, no sé cuándo me curaré", dijo, mientras hablaba en la calle de su oficina dañada frente a los silos destrozados del puerto.

Rizk aún no sabe cuáles serán sus planes exactos para el día del aniversario de la explosión. Teme que le traiga recuerdos de un "dolor indescriptible", pero está seguro de que quiere estar en las calles cercanas al puerto, expresando su ira.

LEER: La invitación por la puerta trasera de la Unión Africana a Israel ha traicionado a los palestinos

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónLíbanoOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines