Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El primer ministro israelí advierte a Unilever de las "graves consecuencias" de la decisión de Ben & Jerry's

Israel advirtió el martes al gigante de los bienes de consumo Unilever Plc de las "graves consecuencias" de la decisión de su filial Ben & Jerry's de dejar de vender helados en los territorios ocupados por Israel e instó a los estados de EE.UU. a aplicar leyes contra el boicot, informa Reuters.

El anuncio del lunes se produjo tras las presiones pro-palestinas sobre la empresa con sede en Vermont por sus negocios en Israel y en los asentamientos judíos de Cisjordania gestionados desde 1987 a través de un socio con licencia, Ben & Jerry's Israel.

Ben & Jerry's dijo que no renovaría la licencia cuando expire a finales del próximo año. Dijo que se quedaría en Israel bajo un acuerdo diferente, sin ventas en Cisjordania, entre las áreas donde los palestinos buscan un estado.

La oficina del primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo en un comunicado que se había quejado al director ejecutivo de Unilever, Alan Jope, por la "flagrante medida antiisraelí".

"Desde el punto de vista de Israel, esta acción tiene graves consecuencias, legales y de otro tipo, y actuará agresivamente contra cualquier medida de boicot dirigida a civiles", dijo Bennett a Jope en una conversación telefónica, según la oficina del primer ministro.

Unilever no ha respondido todavía.La mayoría de las potencias mundiales consideran que los asentamientos de Israel son ilegales. El gobierno israelí lo niega, alegando sus vínculos históricos y de seguridad con la tierra, y se ha movilizado para penalizar por ley las medidas contra los asentamientos.

Avi Zinger, director general de Ben & Jerry's Israel, dijo que no estaba dispuesto a negarse a vender el helado a los ciudadanos israelíes en los asentamientos y que la ley se lo impedía.

OPINIÓN: Dos meses después de la ofensiva militar de Israel, los palestinos de Gaza siguen viviendo el trauma

"Así que cuando ellos (Ben & Jerry's) se dieron cuenta de que no hay manera de que lo deje, decidieron no renovar mi contrato", dijo a Reuters.

Gilad Erdan, embajador de Israel en Washington, dijo que había planteado la decisión de Ben & Jerry's en una carta dirigida a 35 gobernadores estadounidenses cuyos estados legislaron contra el boicot a Israel.

"Deben tomarse medidas rápidas y decididas para contrarrestar tales acciones discriminatorias y antisemitas", decía la carta, tuiteada por el enviado, que comparaba el caso con el anuncio de Airbnb en 2018 de que retiraría de la lista las propiedades de alquiler de asentamientos.

Airbnb revirtió esa decisión en 2019 tras los desafíos legales en Estados Unidos, pero dijo que donaría las ganancias de las reservas en los asentamientos a causas humanitarias.

Los palestinos celebraron el anuncio de Ben & Jerry. Quieren Cisjordania, Jerusalén Este y la Franja de Gaza para un futuro Estado. Israel considera toda Jerusalén su capital, un estatus no reconocido internacionalmente. Gaza está controlada por los islamistas de Hamás, que rechazan la coexistencia con Israel.

Orna Barbivai, ministra de Economía de Israel, publicó un vídeo en el que aparecía tirando una tarrina de Ben & Jerry's a la basura. Ayman Odeh, legislador de la oposición perteneciente a la minoría árabe de Israel, tuiteó una imagen en la que sonreía mientras hurgaba en su propia tarrina.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines