Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel es un Estado de apartheid, declara una cuarta parte de los judíos de Estados Unidos

Cientos de judíos ultraortodoxos marchan en el puente de Brooklyn en Nueva York para protestar contra la agresión de Israel a los palestinos el 27 de mayo de 2021 [Tayfun Coşkun/Anadolu Agency].

Una cuarta parte de los judíos estadounidenses cree que Israel es un Estado de apartheid, según una nueva encuesta que ha arrojado una serie de conclusiones sorprendentes sobre el grado en que el Estado de ocupación está perdiendo la batalla por los corazones y las mentes entre la comunidad judía más poblada fuera de Israel.

El sondeo entre los votantes judíos de Estados Unidos, publicado ayer, se llevó a cabo tras el ataque israelí de 11 días contra Gaza en mayo, en el que murieron más de 250 personas, entre ellas mujeres y niños. Se constató que el 25% estaba de acuerdo con la afirmación de que "Israel es un Estado de apartheid" y el 22% con que "Israel está cometiendo un genocidio contra los palestinos". Ambas afirmaciones se citan a menudo como ejemplos de antisemitismo según la muy controvertida definición de racismo contra los judíos de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA).

Entre las generaciones más jóvenes el panorama es más sorprendente. El 20% de los judíos menores de 40 años cree que "Israel no tiene derecho a existir", una opinión que es significativamente menor entre la generación mayor. Un tercio de los votantes más jóvenes está de acuerdo en que Israel está cometiendo un genocidio contra los palestinos y más de un tercio considera que Israel es un Estado de apartheid.

La encuesta fue encargada por el Instituto del Electorado Judío, un grupo dirigido por prominentes demócratas judíos, y realizada por un grupo de investigación, GBAO Strategies, del 28 de junio al 1 de julio, en línea y por medio de textos.

Los resultados son tan sorprendentes como preocupantes para los grupos pro-Israel que durante años se han enfrentado a una ardua batalla para vender Israel a las nuevas generaciones de judíos estadounidenses. La reputación de Israel como Estado paria, junto con el hecho de que fue fundado sobre la limpieza étnica de los palestinos indígenas y su posterior ocupación militar, que es de lejos la más larga de la historia moderna, han hecho imposible que los judíos estadounidenses reconcilien sus valores liberales con el apoyo a un Estado acusado de cometer crímenes contra la humanidad al imponer un régimen de apartheid en Palestina.

LEER: Cornell West cita los prejuicios antipalestinos en su carta de renuncia a Harvard

La condición de Israel como país profundamente racista que practica un sistema de apartheid se ha vuelto imposible de discutir. En abril, la preeminente organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) se unió a una serie de otros grupos prominentes para declarar que Israel está cometiendo crímenes de apartheid y persecución.

Antes del informe de HRW, el grupo israelí de derechos humanos B'Tselem tildó a Israel de Estado de "apartheid" que "promueve y perpetúa la supremacía judía entre el mar Mediterráneo y el río Jordán." Haciéndose eco del informe de la ONU de 2017, que concluía que Israel practicaba el apartheid, B'Tselem desestimó la idea popular errónea de que es una democracia dentro de la Línea Verde (Armisticio de 1949).

En un artículo del mes pasado, dos ex embajadores israelíes en Sudáfrica también denunciaron a Israel como un estado de apartheid estableciendo paralelismos con el sistema de segregación racial en Sudáfrica que terminó en 1994.

Los resultados de la encuesta de ayer son una señal más de lo que los analistas han descrito como una ruptura "desordenada" de los judíos estadounidenses e israelíes. Se dice que las principales organizaciones pro-israelíes están luchando por defender que el estado de ocupación es fundamental para la identidad judía.El creciente abismo se pone de manifiesto en los resultados de la encuesta sobre lo que los judíos estadounidenses consideran antisemita. Son más los encuestados que están en desacuerdo que los que están de acuerdo con las afirmaciones de que "Israel está cometiendo un genocidio contra los palestinos" e "Israel es un Estado de apartheid" son antisemitas. Esto contrasta fuertemente con la controvertida definición de la IHRA, por la que muchos grupos pro-israelíes están haciendo una enérgica campaña. Siete de los 11 ejemplos de la IHRA confunden las críticas a Israel con el racismo hacia los judíos.

Sobre la cuestión de la ayuda, la mayoría de los judíos estadounidenses mantienen una posición similar a la de representantes demócratas progresistas como Ilhan Omar y Rashida Tlaib, Alexandria Ocasio-Cortez y varios otros que quieren condicionar la ayuda de Estados Unidos a Israel. Aunque el 71% dijo que era "importante" proporcionar ayuda financiera a Israel, una mayoría más pequeña, el 58%, dijo que sería apropiado restringir la ayuda a Israel para que no pudiera gastar el dinero de los contribuyentes estadounidenses en asentamientos ilegales.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines