Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Desafiará Estados Unidos las pretensiones de Israel sobre la unificación de Jerusalén?

Israelíes de extrema derecha con banderas israelíes escenifican una "marcha de banderas" que parte de la calle Ha-Nevi'im hacia la Puerta de Damasco (Bab al-Amud) en el barrio de OId Town de Jerusalén el 15 de junio de 2021. [Esat Fırat - Agencia Anadolu]

Jerusalén vuelve a estar en el punto de mira diplomático por la intención del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de reabrir el consulado estadounidense en Jerusalén, cerrado por la Administración Trump en 2019. Según el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, la reapertura del consulado es "una forma importante de que nuestro país se comprometa con el pueblo palestino y le preste apoyo." Sin embargo, el nuevo gobierno israelí pretende retrasar o impedir que el consulado vuelva a funcionar con el pretexto de la seguridad regional.

El letargo de la Administración Biden a la hora de tratar los derechos de los palestinos puede sucumbir a las exigencias de Israel. El miembro del Likud en la Knesset, Nir Barakat, presentó un proyecto de ley que impediría la reapertura del consulado. "Estamos hablando de la unificación de Jerusalén", declaró Barakat. "Antes de que nos demos cuenta, habrá todo tipo de consulados europeos en Jerusalén, y se convertirá en la capital consular de los palestinos".

Bajo el mandato del anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el consulado estadounidense para los palestinos fue degradado a una "Unidad de Asuntos Palestinos" que funcionaba como parte de la nueva embajada de Estados Unidos en Israel en Jerusalén. Hasta ahora, Biden no se ha comprometido a rescindir las decisiones unilaterales más importantes tomadas por Trump, y aunque afirma que apoya el difunto compromiso de los dos Estados, el énfasis en la narrativa de seguridad de Israel no solo envalentona a Israel, sino que también valida las decisiones de la administración anterior.

LEER: Cisjordania sufre dos ocupaciones

Mientras la administración Biden adornaba su retórica con menciones a los derechos, no ha actuado sobre los derechos de los palestinos. Sheikh Jarrah es un ejemplo reciente notable que pone de manifiesto la disociación entre la diplomacia y el pueblo. Estados Unidos no se preocupa por la última ronda de desplazamientos forzados de Israel, pero considera reabrir su misión diplomática para los palestinos, un acto que descongelaría la congelación de las relaciones entre Estados Unidos y la Autoridad Palestina en la era Trump. Pero si no se salvaguardan los derechos de los palestinos, ¿a qué intereses servirá la misión diplomática y a quién beneficia su restablecimiento?

La preocupación de Israel por la supuesta unificación de Jerusalén y cualquier amenaza percibida por parte de los palestinos que, bajo los términos dictados por la comunidad internacional, reclaman Jerusalén Este como su capital, no está en contradicción con las políticas del gobierno estadounidense. La decisión de Biden de mantener la embajada en Jerusalén, en lugar de trasladarla a Tel Aviv, es una indicación más que suficiente de que la actual administración no es reacia a continuar con las políticas de Trump sin aludir al hecho.

La Autoridad Palestina, por otro lado, está atrapada en magnificar su propia posición diplomática, aunque su popularidad entre los palestinos ha disminuido desde hace tiempo y los vestigios que quedaban se han perdido debido a su postura pasiva sobre Sheikh Jarrah, Gaza y la reciente ejecución extrajudicial de Nizar Banat. Si Israel y Estados Unidos llegan a un acuerdo, lo que es dudoso a la luz del proyecto de ley, la AP no relacionará la reapertura del consulado estadounidense con ninguno de los derechos palestinos que Blinken menciona pero que nunca desarrolla. La victoria diplomática no supondría ningún beneficio para los palestinos, ya que Estados Unidos no desafiará las pretensiones de Israel sobre la "unificación".

LEER: La UE respalda lo inviable, a favor de la expansión colonial de Israel

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines