Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Exiliados iraníes piden que se procese al presidente electo por crímenes contra la humanidad

El nuevo presidente de Irán, Ebrahim Raisi, habla durante su primera rueda de prensa desde que ganó las elecciones en Teherán, Irán, el 21 de junio de 2021 [Fatemeh Bahrami / Agencia Anadolu].

Los partidarios de la oposición iraní en el exilio se manifestaron el sábado en Berlín y en otros lugares para exigir el enjuiciamiento del recién elegido presidente de la República Islámica, Ebrahim Raisi, al que acusan de crímenes contra la humanidad, informó Reuters.

Los manifestantes, que ondeaban banderas iraníes, se concentraron en la Puerta de Brandeburgo de Berlín y en otros lugares en el marco de una Cumbre Mundial por un Irán Libre que contó con los discursos del ex secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo y del primer ministro esloveno Janez Jansa.

En un discurso de apertura, Maryam Rajavi, presidenta electa del Consejo Nacional de Resistencia de Irán, acusó a Raisi de ser el "esbirro" responsable de la masacre de 30.000 presos políticos en 1988.

Amnistía Internacional y Human Rights Watch han señalado que la elección de Raisi es un golpe para los derechos humanos y han pedido que se le investigue por su papel en lo que ellos y Washington han calificado de ejecuciones extrajudiciales de miles de presos políticos.

LEER: Los talibanes toman un paso fronterizo clave de Afganistán con Irán

Irán nunca ha reconocido las ejecuciones masivas y Raisi nunca ha abordado públicamente las acusaciones sobre su papel en ellas. Algunos clérigos han dicho que los juicios fueron justos, alabando la "eliminación" de la oposición armada en los primeros años de la revolución islámica de 1979.

En un discurso digital, Pompeo describió las elecciones presidenciales iraníes como "de hecho, un boicot y el régimen lo sabe". "Se trata de un espectáculo puesto al descubierto para que el mundo entero lo vea", dijo Pompeo.

Pompeo denunció a Raisi como un líder que había sido elegido a dedo por el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, para "infligir dolor, atemorizar, continuar con el saqueo y el pillaje" en nombre de la teocracia.

Irán devolvió el golpe, con un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores que acusó a los "políticos occidentales comprados", incluido Pompeo, de venderse barato "para un circo organizado por Europa por una secta terrorista que en su día fue apoyada por Saddam y que tiene las manos manchadas de sangre iraní."

"La insaciable sed de dólares y la obsesión antiiraní impulsan la vergonzosa hipocresía occidental", escribió en un tuit el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Saeed Khatibzadeh.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines