Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los sirios califican de "asesinato en masa" el cierre del paso fronterizo de Idlib a la ayuda humanitaria

Se forma una cadena humana para mantener la resolución de la ONU que autoriza el paso de la ayuda humanitaria a la provincia siria de Idlib a través del paso fronterizo de Bab al-Hawa con Turquía el 2 de julio de 2021 [OMAR HAJ KADOUR/AFP via Getty Images]

Los sirios desplazados por los ataques del régimen de Bashar Assad y sus partidarios, que se cobijaron en campos de refugiados, consideran que el cierre del paso fronterizo de Bab al-Hawa es un "asesinato en masa", informa la Agencia Anadolu.

Idlib se encuentra dentro de una zona de desescalada forjada en virtud de un acuerdo entre Turquía y Rusia. La zona ha sido objeto de múltiples acuerdos de alto el fuego, que han sido violados con frecuencia por el régimen y sus aliados.

El miedo se apoderó de millones de civiles desplazados tras la medida de Rusia de bloquear la entrada de ayuda al país con la guerra civil en curso desde el paso fronterizo de Bab al-Hawa -justo al otro lado de la puerta fronteriza de Cilvegozu, en la provincia turca de Hatay- de acuerdo con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Turki Sultan, que fue desplazado por el régimen y sus partidarios con ataques en su pueblo en Idlib en 2019, dijo a la Agencia Anadolu que se refugió en el campo de refugiados de Mahatta en Idlib en la frontera con Turquía.

Dijo que el paso fronterizo de Bab al-Hawa es el "sustento" de los civiles que viven en la región.

LEER: Erdogan afirma que Turquía permanecerá presente en Libia, Irak, Siria y Azerbaiyán

"Si Rusia consigue proporcionar ayuda humanitaria a través del régimen de Assad, será como dar una sentencia de muerte a 5 millones de personas que viven en Idlib", dijo. "Rusia nos desplazó bombardeando. Mató y destruyó nuestros hogares. Por si fuera poco, puso los ojos en la ayuda humanitaria que nos llegó desde Bab al-Hawa. Están jugando con la vida de los niños y los ancianos".

Husain Ali Berjus, otro refugiado, dijo que su casa fue destruida en los ataques del régimen y su partidario, Rusia, en 2019.

"Nos bombardearon. Destruyeron nuestras casas. Nos desplazaron. Como no fue suficiente, codician las medicinas y los alimentos que nos llegan. Ciertamente, Rusia no debería poder hacer eso", dijo.

Abdulsattar Humaydi, del distrito de Saraqib, en Idlib, dijo que fue desplazado por los ataques de Irán, ِAssad y Rusia, y que su familia pudo sobrevivir gracias a la ayuda de Bab al-Hawa.

"Que Rusia cierre la puerta de Bab al-Hawa a la ayuda significa organizar un asesinato en masa de los desplazados" dijo.

La esquizofrenia de Bashar Al-Assad: pide a los refugiados que vuelvan a Siria pero al mismo tiempo sigue planeando ataques químicos - Caricatura [Mohammad Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Tras señalar que su poder adquisitivo es bajo porque trabaja como jornalero, Humaydi dijo que, gracias a la ayuda, sus hijos reciben educación y se benefician de los servicios sanitarios.

Muhammad Ali, también desplazado de Saraqib, subrayó que la ayuda humanitaria de la puerta de Bab al-Hawa debe continuar para que los desplazados puedan sobrevivir.

Dijo que la distribución de la ayuda humanitaria de la ONU a través del régimen a petición de Rusia significa "recompensar las masacres" cometidas por el régimen de Assad.

Siria está asolada por una guerra civil desde principios de 2011, cuando el régimen reprimió a los manifestantes prodemocráticos.

Cientos de miles de personas han muerto y más de 10 millones han sido desplazadas, según estimaciones de la ONU.

Categorías
NoticiasOriente MedioSiriaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines