Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Cómo sustenta Europa a Israel

Unas personas sostienen pancartas durante una protesta contra el concurso de Eurovisión en la que exigen la eliminación del bloqueo de Israel sobre Gaza en Tel Aviv el 14 de mayo de 2019 [Faiz Abu Rmeleh/Anadolu Agency].

Muchas personas se oponen, en un principio, a que Israel participe en el Festival de Eurovisión.

¿Por qué se permite que un régimen tan obscenamente violento y racista que viola los derechos humanos participe en un concurso internacional como ese? Y eso que Israel ni siquiera está en Europa, sino en Asia.

Por supuesto, estoy de acuerdo con el primer punto. Ciertamente, Israel debería ser boicoteado y expulsado de este tipo de competiciones hasta que ponga fin a sus crímenes contra los palestinos y a su ocupación en tierras sirias y libanesas.

Técnicamente, el segundo punto también es correcto. Pero la realidad es que Israel es, en esencia, una colonia europea de colonos en el corazón del mundo árabe. También Australia participa en el Festival de Eurovisión, otra colonia blanca de colonos europeos, que está incluso más lejos de Europa que Israel.

El fundador del sionismo, Theodor Herzl, fue bastante explícito al respecto: el Estado sionista en Palestina sería un fenómeno colonial europeo. En aquella época, Palestina estaba bajo el control del Imperio Otomano. En El Estado judío, Herzl escribió: "Si Su Majestad el Sultán nos diera Palestina... deberíamos formar allí una fracción de una muralla de Europa contra Asia, un puesto de avanzada de la civilización en oposición a la barbarie".

LEER: No le des la espalda a Palestina

Esta supuesta "barbarie" asiática contra la que se estableció el sionismo europeo no se explicó en el breve folleto de Herzl. Pero hay una pista más adelante en el mismo párrafo, en el que insinúa que considera que el cristianismo (europeo) es una religión superior a la de la mayoría de la gente que realmente vivía (y vive) en Palestina: El Islam. En el futuro estado judío en Palestina, escribió: "Los santuarios de la cristiandad se salvaguardarían asignándoles un estatus extraterritorial como el que conoce el derecho de gentes. Deberíamos formar una guardia de honor en torno a estos santuarios, respondiendo del cumplimiento de este deber con nuestra existencia".

Estos términos coloniales y racistas tan anticuados siguen siendo los mismos con los que Israel se define hoy en día: un puesto de avanzada de la "civilización" entre los "bárbaros" árabes de Oriente Medio. Israel es una entidad europea, porque el colonialismo de los colonos es un fenómeno europeo.

Irónicamente, por supuesto, el judaísmo no es una religión europea sino asiática en sus orígenes, al igual que el cristianismo se fundó también en Palestina. Herzl concebía el judaísmo como europeo porque los judíos de Europa son en su mayoría judíos europeos. Descienden de conversos al judaísmo.

Hoy en día, la mayoría de los fanáticos sionistas que llegan para establecerse en la Palestina ocupada bajo las leyes racistas de Israel siguen viniendo de Europa o de Estados Unidos (que es, por supuesto, otra colonia de colonos europea).

Mucho más exitoso que el fallido llamamiento de Herzl al sultán otomano para que entregara Palestina al colonialismo sionista fue su llamamiento al imperialismo británico.

LEER: Israel y el arte de manipular la historia

Escribió al infame imperialista británico Cecil Rhodes, poco después de que éste hubiera colonizado la tierra del pueblo shona en África, robando la tierra y rebautizándola como Rodesia, en su honor. El posterior estado de Rodesia resultaría ser probablemente el peor y más salvaje de los regímenes de apartheid establecidos por Europa en África, hasta que fue liberado y rebautizado como Zimbabue en 1979.

En su carta a Rhodes, Herzl expresó, entre otras cosas: "Se le invita a ayudar a hacer historia. No se trata de África, sino de un trozo de Asia Menor; no de ingleses, sino de judíos... ¿Cómo, pues, me dirijo a usted, ya que se trata de un asunto ajeno a usted? ¿Cómo? Porque es algo colonial. Usted, señor Rhodes, es un político visionario o un visionario práctico... Quiero que... ponga el sello de su autoridad en el plan sionista".

Aunque Herzl no vivió para verlo, el llamamiento del movimiento al imperialismo británico se cumplió en 1917, cuando el gobierno británico declaró su intención de entregar el país al movimiento sionista, en contra de los deseos de su población nativa. Esto se conoce como la Declaración Balfour.

Herzl había prometido en su obra El Estado judío que la entidad sionista: "Permanecerá en contacto con toda Europa, tendrá que garantizar nuestra existencia".

Con la Declaración Balfour, la principal potencia colonial europea garantizaba efectivamente la existencia de la colonia de colonos sionista. Hoy en día, las cosas son un poco diferentes, salvo que Estados Unidos ha heredado el manto de la principal potencia imperial del mundo.

Pero la propia Europa sigue desempeñando un papel destacado a la hora de garantizar la existencia del régimen colonial violentamente racista que ocupa Palestina.

La Unión Europea, por ejemplo, entrega millones en becas de investigación científica para ayudar a aumentar los beneficios de las empresas de armas israelíes. Mi colega de The Electronic Intifada, David Cronin, incluso reveló esta semana que se habían mantenido conversaciones sobre una posible cooperación futura con la industria nuclear israelí.

Con fuerzas tan poderosas alineadas contra los palestinos, corresponde a los pueblos de Europa hacer campaña y luchar, para garantizar que nuestros gobiernos pongan fin al apoyo de nuestros Estados al apartheid israelí.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaIsraelOriente MedioPalestinaRegión
Asa Winstanley

Editor asociado con The Electronic Intifada, Asa Winstanley es un periodista de investigación que vive en Londres y que visita Palestina regularmente desde 2004

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines