Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel derriba 72 edificios y desplaza a decenas de palestinos en los últimos tres meses

Un hombre palestino reacciona ante los soldados israelíes tras la muerte de un agricultor palestino por disparos de colonos judíos, en la aldea Khusra de Nablus en Cisjordania el 30 de noviembre de 2017 [Nedal Eshtayah - Agencia Anadolu].

El embajador palestino ante la ONU ha advertido a las autoridades sobre los ataques cada vez más violentos y racistas que llevan a cabo las fuerzas de ocupación israelíes y los grupos de colonos extremistas contra los palestinos en los territorios ocupados, incluido Jerusalén Este.

Riyad Mansour hizo su advertencia en cartas enviadas al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, al actual presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, Estonia, y al presidente de la Asamblea General de la ONU, el diplomático turco Volkan Bozkir.

Mansour señaló que las fuerzas de ocupación han demolido 72 edificios en sólo tres meses, lo que ha provocado el desplazamiento de 78 palestinos, entre ellos 47 niños y 15 mujeres. Otras 350 personas se vieron afectadas por las demoliciones. Otras 218 familias palestinas, compuestas por 970 personas, entre ellas 424 niños, tienen casos de desalojo pendientes en los tribunales israelíes.

Se refirió al anuncio de Israel esta semana de otra campaña de demolición. Se emitirán cientos de órdenes de demolición en toda Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Oriental, de viviendas supuestamente construidas "sin permiso". Mansour señaló que la ONG israelí Breaking the Silence reveló que las autoridades de ocupación rechazan habitualmente casi el 99% de las solicitudes de permisos de construcción palestinos. Como resultado, es casi imposible para los palestinos construir y desarrollar sus comunidades.

OPINIÓN: Israel y el arte de manipular la historia

El funcionario palestino también se refirió a la violencia de los colonos armados a los que se les permite sembrar el terror y atacar a los palestinos, mientras disfrutan de la protección incondicional de las fuerzas de ocupación israelíes. Estos grupos se encuentran especialmente en Beita y sus alrededores, cerca de Nablus, donde se encuentran grupos de colonos extremistas como Lehava, La Familia, Price Tag y Hilltop Youth. Un joven palestino de 16 años, Ahmed Zaher Bani Shamsa, fue abatido por las fuerzas israelíes en Beita recientemente.

Al referirse a la situación en la Franja de Gaza, el embajador Mansour dijo que las autoridades de ocupación han continuado sus ataques aéreos sobre el territorio asediado, en violación del "alto el fuego" que entró en vigor el mes pasado. Los barrios de Beit Lahia y Khan Yunis han sido bombardeados, causando graves daños a las infraestructuras y a las tierras de cultivo.

Mansour destacó el llamamiento de la UNRWA en favor de la ayuda humanitaria para la recuperación, que pide asistencia financiera inmediata para satisfacer las necesidades de los niños, mujeres y hombres palestinos tras la agresión militar israelí.

También hizo hincapié en la necesidad de que el Consejo de Seguridad cumpla con sus responsabilidades y tome medidas concretas para aplicar todas sus resoluciones. Para ello, subrayó, habría que poner fin a la práctica de conceder a Israel una exención de facto del cumplimiento de las leyes y los convenios internacionales. Además, criticó la falta de voluntad de la comunidad internacional para incluir a Israel en la lista negra de violadores de los derechos de los niños en tiempos de conflicto armado, y calificó este hecho como un fracaso moral y legal de la ONU.

"Los niños palestinos se enfrentan a un sinfín de peligros y graves violaciones a manos de Israel, como se refleja en los sucesivos informes elaborados por el Secretario General, entre los que se incluyen asesinatos, mutilaciones, detenciones, ataques a escuelas y hospitales y bloqueo de la ayuda", ha declarado Mansour. "No hay justificación para el fracaso crónico de la ONU a la hora de incluir a Israel en la lista negra, que es el primer paso para crear un plan de acción correctivo y lograr la rendición de cuentas y la justicia para los niños palestinos que siguen siendo víctimas de la violencia y las violaciones sistemáticas de Israel".

Concluyó que privar a los niños palestinos de la protección a la que tienen derecho en virtud del derecho internacional frente a los reiterados crímenes israelíes "se corresponde con la total impunidad" de Israel. "Esto le anima a seguir cometiendo sus crímenes. Los niños palestinos son el principal objetivo de Israel y de sus incursiones e invasiones militares".

El teatro político de Bennett: se avecina la decisiva lucha israelí-palestina

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines