Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. defiende los ataques en Irak y Siria mientras las milicias apoyadas por Irán prometen venganza

Una imagen tomada el 13 de enero de 2020, durante una rueda de prensa organizada por la coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra los restos del grupo Estado Islámico, muestra a un soldado estadounidense caminando junto a un dron en la base aérea de Ain al-Asad, en la provincia occidental iraquí de Anbar [AYMAN HENNA/AFP vía Getty Images].

El lunes, Estados Unidos defendió firmemente los ataques del fin de semana contra las milicias alineadas con Irán, pero los combatientes juraron vengarse y tanto Irak como Siria condenaron los ataques aéreos unilaterales de Estados Unidos como violaciones de su soberanía, informó Reuters.

El ejército estadounidense dijo que atacó instalaciones operativas y de almacenamiento de armas en dos lugares de Siria y uno de Irak en respuesta a los ataques con drones de los milicianos contra personal e instalaciones estadounidenses en Irak.

"Tomamos las medidas necesarias, apropiadas y deliberadas que están diseñadas para limitar el riesgo de escalada, pero también para enviar un mensaje disuasorio claro e inequívoco", dijo el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken a los periodistas en Roma.

Las milicias iraquíes afines a Irán nombraron en un comunicado a cuatro miembros de la facción Kataib Sayyed al-Shuhada que, según dijeron, murieron en el ataque en la frontera entre Siria e Irak. Prometieron tomar represalias.

LEER: La toma de control de los sitios web chiítas es algo más que una cuestión de Irán; EE.UU. ha expuesto su miedo a la religión de la revolución religiosa

El gobierno de Irak, que no quiere verse arrastrado a un conflicto entre Estados Unidos e Irán, condenó los ataques en su territorio y dijo que "estudiaría todas las opciones legales" para evitar que se repitan. Siria calificó los ataques de "flagrante violación de la santidad de las tierras sirias e iraquíes".

El ejército iraquí emitió una condena de los ataques estadounidenses. Los ejércitos iraquí y estadounidense se coordinan estrechamente en una batalla separada en Irak, luchando contra los remanentes del grupo extremista suní Estado Islámico.

Era la segunda vez que el presidente Joe Biden ordenaba ataques de represalia contra las milicias respaldadas por Irán desde que asumió el cargo hace cinco meses. En febrero ordenó ataques limitados en Siria, esa vez en respuesta a ataques con cohetes en Irak.

Dos funcionarios estadounidenses, que hablaron con Reuters bajo condición de anonimato, dijeron que las milicias respaldadas por Irán llevaron a cabo al menos cinco ataques con aviones no tripulados contra instalaciones utilizadas por el personal estadounidense y de la coalición en Irak desde abril.

La administración de Biden ha estado buscando la posibilidad de revivir el acuerdo nuclear de 2015 con Irán. Los ataques ponen de relieve cómo Biden pretende compartimentar esos ataques defensivos, al tiempo que se compromete con Teherán en la diplomacia.

Los críticos de Biden dicen que no se puede confiar en Irán y señalan los ataques con drones como una prueba más de que Irán y sus apoderados nunca aceptarán una presencia militar estadounidense en Irak o Siria.

Irán pidió a Estados Unidos que evite "crear crisis" en la región.

LEER: Biden extiende otro cheque en blanco a Sisi

"Ciertamente, lo que está haciendo Estados Unidos está perturbando la seguridad en la región, y una de las víctimas de esta perturbación será Estados Unidos", dijo el lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh.

Biden declinó hacer comentarios sobre los ataques del domingo. Pero el lunes se reunirá con el presidente saliente de Israel, Reuven Rivlin, en la Casa Blanca para una amplia discusión que incluirá a Irán y los esfuerzos de EE.UU. para volver a entrar en el acuerdo nuclear con Irán. Estos esfuerzos han suscitado una gran preocupación en Israel, archienemigo de Irán.

El domingo, el nuevo ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yair Lapid, manifestó en Roma las reservas de Israel sobre el acuerdo nuclear con Irán que se está elaborando en Viena, al tiempo que se comprometió a arreglar "los errores cometidos" en las relaciones entre Estados Unidos e Israel en los últimos años.

Categorías
Asia y AméricaEEUUIrakNoticiasOriente MedioSiriaSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines