Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Uzbekistán hace volver a cientos de estudiantes de Egipto y Turquía como parte de la represión no oficial del islam

Peatones caminan hacia la ciudad vieja en Bujara, Uzbekistán, el 8 de marzo de 2018 [Taylor Weidman/Bloomberg/Getty Images].

Las autoridades de Uzbekistán están volviendo a restringir y controlar la práctica del islam después de algunos años de suavizar su anterior política de línea dura hacia las interpretaciones no sancionadas por el Estado.

Según un informe publicado el domingo por RFE/RL, el gobierno ha hecho volver en los últimos meses a unos 1.500 estudiantes de estudios islámicos en Egipto y Turquía.

Aunque no se han aclarado los motivos, se cree que los estudiantes han sido repatriados como parte de las crecientes restricciones que está aplicando de nuevo Uzbekistán a la práctica del Islam, a pesar de ser un país con una mayoría musulmana de más del 80%.

Sin embargo, las restricciones sobre la forma en que los uzbekos estudian y aprenden sobre el Islam se está extendiendo ahora a los estudios en el extranjero, ya que un representante de la embajada uzbeka en El Cairo fue citado por el servicio uzbeko de RFE/RL, que la prestigiosa Universidad de Al-Azhar de El Cairo ahora sólo acepta a los ciudadanos uzbekos con la condición de que sean aprobados por el comité estatal de asuntos religiosos en la capital Tashkent.

LEER: La principal oposición turca promete devolver a los sirios en Turquía a sus hogares

El diplomático también expresó su preocupación por el hecho de que la administración de Al-Azhar informara de que cientos de estudiantes uzbekos no habían asistido a sus cursos ni se habían presentado a los exámenes, lo que sugiere que podrían estar aprendiendo en otros lugares en instituciones dudosas y no reconocidas. Al parecer, muchos de los estudiantes proceden de las regiones más conservadoras de Uzbekistán, en el valle de Ferghana.

En la actualidad, en Uzbekistán es ilegal recibir educación islámica privada, no controlada por el Estado, y no se imparten asignaturas religiosas en las escuelas. Aunque los que deseen cursar estudios islámicos pueden hacerlo en las madrazas una vez terminada la escuela secundaria, se dice que las plazas son limitadas, lo que da lugar a un mercado clandestino.

Desde su llegada al poder en 2016, el presidente Shavkat Mirziyoyev levantó algunas de las restricciones a la práctica del Islam establecidas por su difunto predecesor Islam Karimov, que gobernó con mano de hierro desde que el país centroasiático se independizó de la Unión Soviética en 1991.

En abril, Foreign Policy informó de que Uzbekistán está experimentando un "renacimiento religioso en línea", ya que algunos uzbekos buscan interpretaciones más estrictas y no supervisadas del Islam en Internet, lo que hace que algunos analistas crean que podría conducir a la propagación del extremismo.

Categorías
EgiptoNoticiasSmall SlidesTurquíaUzbekistán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines