Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El líder cristiano del Líbano dice que sigue queriendo a Hariri como primer ministro

El primer ministro libanés Saad Hariri (D) junto al ministro de Asuntos Exteriores Gebran Bassil llegan al Centro Internacional de Congresos el 24 de febrero de 2019 [MOHAMED EL-SHAHED/AFP vía Getty Images].

El líder del mayor partido político cristiano de Líbano dijo el domingo que seguía queriendo que el primer ministro designado, Saad al-Hariri, formara un nuevo gobierno, y culpó a los opositores políticos de los meses de parálisis política, informa Reuters.

Los políticos libaneses han discutido sobre la estructura de un nuevo gobierno desde que el último dimitió tras la devastadora explosión del puerto de Beirut en agosto de 2020, dejando al país a la deriva mientras se hunde más en la crisis económica.

El veterano político musulmán suní Hariri fue nombrado primer ministro por cuarta vez en octubre, prometiendo formar un gabinete de especialistas para promulgar las reformas necesarias para desbloquear la ayuda exterior, pero el proceso se ha estancado por los nombramientos de los ministros.

Protestas en el Líbano - Caricatura [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

"Queremos un gobierno hoy, no mañana y con el liderazgo de Saad al-Hariri", dijo Gebran Bassil, líder del Movimiento Patriótico Libre, el mayor bloque cristiano, en un discurso televisado el domingo.

Bassil, que también es el yerno del presidente Michel Aoun, dijo que su bloque había hecho concesiones, pero que los opositores estaban presionando para impedir que el presidente nombrara a un solo ministro.

Apeló al líder del poderoso movimiento chiíta libanés Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrallah, para que interviniera.

Hezbolá, incluida en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos, es un aliado político del partido de Basil. Ha pedido en repetidas ocasiones la formación de un gobierno, instando a todos los implicados a ofrecer concesiones.

"Quiero que Nasrallah sea juez porque confío en él y en su honestidad", dijo Bassil. "Él sabe cuánto hemos cedido en la formación del gabinete".

Bassil fue sancionado por Estados Unidos el año pasado por presunta corrupción y por sus vínculos con Hezbolá. El jefe de la política exterior de la Unión Europea dijo el sábado que el bloque también podría imponer sanciones a los líderes políticos de Líbano si no consiguen desbloquear el gobierno, aunque no nombró a ninguna persona.

LEER: El presidente libanés obstruye la formación del gobierno

El estancamiento político ha impedido al Líbano poner en marcha las reformas que los posibles donantes insisten en que son una condición previa para la ayuda. Mientras tanto, las reservas de divisas se están agotando y la escasez de combustible, los cortes de electricidad y las deficiencias en los suministros médicos se están extendiendo.

Según el sistema sectario de reparto del poder, el presidente debe ser un cristiano maronita y el primer ministro un musulmán suní.

Bassil dijo que algunos políticos estaban tratando de congelar a Aoun por completo, impidiéndole elegir a cualquier ministro y convirtiendo al presidente en "un cuadro en la pared... para ser roto cuando sea necesario".

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines