Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las familias de Sheikh Jarrah advierten que la decisión del fiscal general de Israel allanará el camino al desplazamiento

Avichai Mandelblit, Fiscal General de Israel el 21 de noviembre de 2019 en Jerusalén, Israel [Amir Levy/Getty Images].

Un comité que representa a las familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah, en la ciudad ocupada de Jerusalén, advirtió ayer que la decisión del fiscal general israelí, Avichai Mandelblit, de no intervenir en su caso allana el camino para el desplazamiento forzoso de palestinos de sus hogares.

Ayer, Mandelblit informó al Tribunal Supremo de que no intervendrá en el proceso judicial del caso Sheikh Jarrah, en el que cuatro familias palestinas de la Jerusalén Oriental ocupada se enfrentan a la expulsión forzosa para dejar paso a colonos ilegales.

Su oficina declaró que Mandelblit había revisado todos los materiales y "En vista de los numerosos procedimientos legales llevados a cabo a lo largo de los años en relación con la propiedad inmobiliaria en el centro de la disputa, el fiscal general llegó a la conclusión general de que no hay lugar para que él se presente en los procedimientos."

La decisión del fiscal general deja al Tribunal Supremo en libertad para decidir si atiende el recurso de las cuatro familias palestinas contra los veredictos de dos tribunales inferiores que les obligan a abandonar sus hogares.

LEER: ¿Ha matado la Espada de Jerusalén a Netanyahu?

En respuesta a la decisión de Mendelblit, el comité de Sheikh Jarrah dijo en un comunicado: "el gobierno de ocupación israelí, empezando por el primer ministro hasta todas las instituciones y actividades israelíes, pretende desplazar y evacuar a Sheikh Jarrah para perpetuar el crimen de los asentamientos en Jerusalén Este".

"Este crimen hace caso omiso de todas las convenciones internacionales y de los derechos humanos", dijo el comité, subrayando que estos intentos no debilitarán la voluntad de los residentes de permanecer en sus tierras.

El abogado Sami Arsheed, que representa a los residentes de Sheikh Jarrah, dijo que la posición del fiscal general significa negarse a discutir el caso de Sheikh Jarrah como una cuestión constitucional o una cuestión que tiene dimensiones en el derecho internacional o los derechos humanos y es otro intento de debilitar el caso contra las expulsiones forzadas.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines