Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán: Los candidatos presidenciales intercambian golpes en un debate televisivo

Los candidatos presidenciales iraníes (de izquierda a derecha) Hassan Rouhani, Mohammad Baqer Ghalibaf, Eshaq Jahangiri y Ebrahim Raisi asisten a un debate en directo en la televisión estatal en Teherán el 28 de abril de 2017 [JAMEJAMONLINE/AFP vía Getty Images].

Los candidatos a las elecciones presidenciales iraníes de este mes intercambiaron fuertes críticas en un debate celebrado el sábado, acusándose mutuamente de traición o de carecer de la educación necesaria para dirigir una economía devastada durante tres años de sanciones estadounidenses, informa Reuters.

Mientras que los cinco candidatos de la línea dura atacaron el desempeño de ocho años del presidente pragmático saliente Hassan Rouhani, el principal candidato moderado, el ex jefe del banco central Abdolnaser Hemmati, culpó a los de la línea dura por el aumento de las tensiones con Occidente que, según él, ha empeorado los problemas económicos de Irán.

En el primero de los tres debates previos a la votación del 18 de junio, el ex jefe de la Guardia Revolucionaria, Mohsen Rezaee, acusó a Hemmati de "cumplir plenamente" con las sanciones de Estados Unidos y dijo que debería enfrentarse a cargos de traición.

"Si me convierto en presidente, prohibiré a Hemmati y a varios otros funcionarios del gobierno de Rouhani que salgan del país, y demostraré ante los tribunales qué papeles traicioneros han desempeñado", dijo Rezaee, doctor en economía, en el debate televisado de tres horas.

LEER: Siria cometió indudablemente ataques con armas químicas

Tras las declaraciones de Rezaee, Hemmati preguntó medio en broma al principal candidato de la línea dura y jefe del poder judicial, Ebrahim Raisi: "Señor Raisi, ¿puede garantizarme que no se emprenderá ninguna acción legal contra mí después de este acontecimiento?"

Dado que el Consejo de Guardianes, organismo de control de las elecciones dirigido por la línea dura, ha excluido a los principales candidatos moderados y conservadores, es probable que la participación sea récord en una carrera de siete hombres entre candidatos de línea dura y dos moderados de bajo perfil.

"He visto el debate y ahora estoy aún más seguro de no votar. Estas elecciones son una broma", dijo por teléfono Fariba Semsari, profesora jubilada, desde la ciudad norteña de Rasht.

Sin embargo, un periodista afincado en Teherán, que pidió no ser nombrado, dijo: "Hemmati ha atraído el apoyo de algunos que, de otro modo, no habrían votado. Entre otras cosas, su decisión de hacerse representar en una entrevista con la televisión estatal por su esposa, que no tiene pelos en la lengua, ha impresionado a algunas mujeres".

Hemmati acusó a los partidarios de la línea dura de aislar a Irán a nivel internacional y de arruinar su economía, cuyos grandes sectores están dominados por conglomerados dirigidos por la línea dura.

"Han cerrado nuestra economía y nuestros contactos con el extranjero... Les pido a ustedes y a sus amigos, empresas e instituciones que, por favor, se retiren de nuestra economía, y entonces la economía de Irán mejorará sin duda", dijo Hemmati, profesor de economía.

Mohsen Mehralizadeh, político moderado, dijo que la economía no puede ser dirigida por quienes sólo tienen estudios clericales tradicionales, como Raisi.

"Sólo tiene seis años de educación académica, y aunque respeto sus estudios en el seminario, debo decir que no se puede gestionar la economía y elaborar planes para el país con esta formación", dijo Mehralizadeh, que tiene un doctorado en gestión financiera.

Raisi arremetió contra el gobierno de Rouhani por la galopante inflación y la rápida caída del valor de la moneda iraní y rechazó los comentarios de Hemmati y otros moderados que culpan a las sanciones estadounidenses de los problemas económicos de Irán y dicen que sin una gestión adecuada el país habría estado peor.

LEER: Los reformistas iraníes planean una coalición para las próximas elecciones presidenciales

"Esto es como un portero que deja entrar 17 goles... y luego dice que sin mí habrían sido 30", dijo Raisi, que es doctor en derecho islámico.

Tras el debate, el portavoz del gabinete, Ali Rabiei, pidió a la televisión estatal que diera la oportunidad al gobierno de responder a las "acusaciones y calumnias" vertidas contra él por algunos candidatos.

Es probable que la elección refuerce la autoridad del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, cercano a los partidarios de la línea dura, en un momento en el que Teherán y seis potencias mundiales intentan reactivar su acuerdo nuclear de 2015. Washington abandonó el acuerdo hace tres años y volvió a imponer sanciones.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines