Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel es la verdadera amenaza para la paz mundial

Las fuerzas israelíes detienen a un palestino durante una protesta en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, el 15 de mayo de 2021 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

¿Habrías resistido a la ocupación de nuestro país si estuvieras vivo en la época de la colonización británica? ¿Habrías hecho frente a la humillación de tus hermanos y hermanas? ¿Habrías marchado sin cesar hasta que Ghana, entonces Costa de Oro, consiguiera la independencia? ¿Lo habrías hecho? Si lo hubieras hecho, no serías diferente de los indefensos palestinos, cuyos padres han sido desalojados por la fuerza todos los días desde 1948 de sus propios territorios para hacer sitio a los asentamientos judíos ilegales.

No habrías sido diferente de los palestinos que, frente a los tanques militares, las bombas y los cañones, lanzan piedras y cohetes en defensa propia, contra la brutalidad, la humillación y el sometimiento de un régimen despiadado en Tel Aviv.

Y ciertamente no habrías sido diferente de Steve Biko y de los varios sudafricanos que marcharon y fueron disparados en la lucha por la liberación de su país. La lucha palestina no es diferente de la nuestra contra el dominio británico: ser libres de vivir y viajar en la propia tierra sin restricciones de los ocupantes y ser dueños de nuestros propios asuntos. Si usted se sintió ofendido e indignado por el régimen del apartheid en Sudáfrica en los días de antaño, que a todas luces palidecen en comparación con lo que los palestinos están pasando en términos de la escala de las atrocidades del ocupante, es evidente que no puede ser indiferente a la difícil situación de los palestinos. La injusticia en cualquier lugar es una injusticia contra todos nosotros.

LEER: Los ciudadanos palestinos de Israel son la clave para acabar con el apartheid

La lucha palestina tiene que ver con los derechos humanos; tiene que ver con la negativa de Israel a reconocer a Palestina como país; tiene que ver con la negativa de Israel a respetar el derecho internacional y a detener la anexión del territorio palestino; tiene que ver con enfrentarse a los opresores, y al igual que los ghaneses, sudafricanos, zimbabuenses y argelinos, los palestinos tienen el derecho inalienable a resistir la ocupación.

La lucha del pueblo palestino consiste en poder vivir libremente en su propia tierra sin que un sionista olvidado por Dios invada tu casa a plena luz del día con tanques y balas y te deshumanice a ti y a tu familia.

El reciente bombardeo de un edificio que albergaba a la Associated Press (AP) y a Al Jazeera en la ciudad de Gaza es otra muestra de cómo estos halcones de Israel no quieren que el mundo vea la magnitud de la masacre de palestinos. Están cometiendo crímenes a una escala nunca antes vista. Más de la mitad de los objetivos israelíes en Gaza son mujeres y niños.

Lo he dicho y lo repetiré de nuevo. Cualquier país que practique el apartheid debe ser condenado al ostracismo, e Israel no debe ser una excepción. Israel es un Estado canalla. No respeta el derecho internacional y no respeta los derechos humanos de sus vecinos, los palestinos.

LEER: A pesar de los esfuerzos de Israel por acabar con Palestina, la voluntad de su pueblo se fortalece

La verdadera amenaza para la paz mundial es que el mundo siga ignorando la difícil situación de los palestinos; que siga protegiendo a Israel de la responsabilidad y el reproche; que permita a Israel salirse con la suya en su falta de respeto al derecho internacional, y que permita a Israel continuar con el robo y la ocupación ilegal de los territorios palestinos.

Estas atroces violaciones de los derechos de los palestinos pueden detenerse si los gobiernos de todo el mundo, las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos del mundo se comprometen firmemente a boicotear, desinvertir y sancionar al apartheid israelí por su comportamiento canalla. Los boicots y las sanciones fueron posibles ayer contra los bóers, deberían ser posibles hoy contra el Israel del apartheid.

No hay derechos humanos en Gaza. Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines