Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las organizaciones no gubernamentales de Gaza son testigos presenciales de los bombardeos israelíes contra la población civil

Se realizan trabajos de búsqueda y rescate después de que los ataques aéreos del ejército israelí alcanzaran edificios residenciales en Gaza el 16 de mayo de 2021 [Mustafa Hassona/Anadolu Agency].

Mientras Israel sigue bombardeando a la población civil de la Franja de Gaza, una fuerza de trabajo relativamente poco reconocida mantiene la cabeza baja en la lucha por mantener los servicios sociales para los palestinos vulnerables. El personal de numerosas ONG de Gaza es, en muchos sentidos, el héroe no reconocido de la comunidad.

Saif, por ejemplo, es uno de los conductores del Programa de Autobuses de Alcance operado por la organización benéfica británica iF. A lo largo de la pandemia, el programa ha servido para ayudar a llevar a los niños que necesitan diálisis renal al hospital para recibir tratamiento y volver a casa con seguridad. Estaba deseando pasar sus vacaciones de Eid cuando el 10 de mayo comenzaron los bombardeos israelíes en Gaza.

"Me alegré de poder descansar, porque no es fácil ver a tantos niños enfermos", explicó. "Sin embargo, están lidiando con mucho dolor, y siguen siendo fuertes, así que eso es inspirador".

El bombardeo comenzó el día en que Saif terminó de trabajar. Se casó hace poco y él y su mujer viven con su gran familia, en la que ya hay siete hijos. "La idea de perderlos por las bombas de Israel es a veces demasiado para mí", dijo. "Incluso me ha hecho pensar si deberíamos tener nuestros propios hijos en Gaza y hacer que se enfrenten a todo esto".

La primera noche de la ofensiva israelí, toda la familia permaneció junta en la planta baja. "Las puertas temblaban y tratamos de calmar a los niños diciéndoles que sólo eran fuegos artificiales. Desde entonces, cada noche nos preguntamos si ésta será "la" noche. Si será la última".

VIDEO: Palestinos en huelga contra los ataques de Israel a Gaza

Saif volvió al trabajo para ayudar a los niños a llegar al hospital para sus tratamientos. Dado que la Covid-19 sigue haciendo estragos en Gaza, los niños necesitan un transporte seguro y su tratamiento es vital. Las carreteras están muy dañadas y llenas de escombros de los edificios destruidos por las bombas y los misiles israelíes. Un viaje que suele durar diez minutos ahora puede llevarle hasta una hora.

"Después de dejar a los pacientes en el Hospital Al-Shifa, conduje por la zona para ver cómo estaba. Tantos edificios derrumbados, tantos escombros. Llegué a la calle Al Wehda y los socorristas seguían buscando personas entre los escombros. Se me acercó el equipo de rescate y me preguntó si podían utilizar nuestro minibús para llevar a un herido al hospital, ya que las ambulancias estaban llenas. Estaba vivo; no podía creerlo. Todo lo que decía era 'Oh, Señor. Oh, Señor'".

No hay derechos humanos en Gaza. Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Said señaló que aún le impacta pensar que aún pueda haber gente bajo los escombros. "Sin embargo, me alegro de haber estado allí y de haber podido ayudar".

Las ONG, como iF Charity, trabajan sin descanso sobre el terreno en la Franja de Gaza. Su personal desafía los peligros de la ofensiva israelí para llevar a cabo su muy necesaria labor en el territorio asediado. Son, de hecho, los héroes anónimos de la sociedad palestina, y testigos presenciales en primera línea de los brutales bombardeos de Israel sobre la población civil.

 

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines