Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La resistencia palestina impone nuevas reglas de juego a Israel

La policía israelí corre tras un manifestante palestino en la mezquita de Al-Aqsa durante el 'Día de Jerusalén' de Israel el 10 de mayo de 2021 en Jerusalén, Israel [Laurent Van Der Stockt/Getty Images].

A las 17.00 horas del lunes, la resistencia palestina en Gaza había lanzado un ultimátum de una hora a las autoridades de ocupación israelíes, pidiéndoles que pusieran fin a su agresión de un mes contra los fieles musulmanes en la mezquita de Al Aqsa; que se abstuvieran de desalojar a las familias palestinas en Sheikh Jarrah; y que liberaran a los presos palestinos detenidos desde el comienzo del último aumento de las tensiones a mediados de abril, cuando también comenzó el mes sagrado del Ramadán.

Al otro lado de la frontera nominal, las autoridades israelíes estaban confusas, ya que no creían que la resistencia se atreviera a dar un ultimátum a un país con el ejército más fuerte de la región y uno de los mejor equipados del mundo. Sin embargo, el ultimátum de una hora pasó, y sólo dos minutos después se lanzaron siete cohetes hacia los asentamientos israelíes en el Jerusalén ocupado.

Esto fue confuso para los dirigentes políticos y militares israelíes; era la primera vez que tenían que hacer frente a advertencias tan graves. Las autoridades israelíes habían pedido a los colonos que cancelaran su provocadora marcha para conmemorar el día en que, en 1967, comenzó la ocupación israelí de Jerusalén Este, pero no respondieron a las demás demandas. A continuación, la policía israelí asaltó la mezquita de Al Aqsa y atacó a los fieles palestinos que se encontraban en su interior, rompió ventanas y muebles y disparó gases lacrimógenos y balas recubiertas de goma y granadas de sonido, causando cientos de víctimas.

La policía israelí apoya a los colonos israelíes en su robo de casas palestinas en Jerusalén - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

En respuesta a la agresión israelí, la resistencia palestina aumentó su ritmo de lanzamiento de cohetes hacia ciudades y asentamientos israelíes. Renovó su advertencia y pidió a las fuerzas israelíes que pusieran fin al asedio de la mezquita de Al-Aqsa y se retiraran. Las fuerzas de ocupación atendieron la demanda de la resistencia, pero esto provocó una nueva postura israelí.

En Israel, los analistas políticos, militares y de seguridad no podían comprender lo que pasaba por la cabeza de sus políticos y altos cargos militares, porque estaba claro que no sabían qué hacer en esta situación sin precedentes. Llegaron informes sobre los esfuerzos egipcios, jordanos, saudíes y de la ONU para negociar un alto el fuego, pero la resistencia insistió en seguir adelante hasta que se fijaran nuevas reglas de enfrentamiento.

LEER: Palestina no será la misma después de otra Intifada de Al Aqsa

Según el escritor israelí y especialista en asuntos árabes Gal Berger, la resistencia palestina ha logrado sus objetivos en su enfrentamiento con Israel. "Hamás podría reforzarse como defensor de Jerusalén", declaró a Channel 11 de televisión de Israel, "ya que está intentando crear una nueva norma que estipula que cualquier ataque a Jerusalén tendrá una respuesta inmediata desde Gaza, sea cual sea el precio".

Señaló que la resistencia de Gaza podría haber recibido una propuesta de alto el fuego, y podría haberla aceptado; no porque le doliera la respuesta de las Fuerzas de Defensa de Israel, sino porque había conseguido sus objetivos. En Israel, los dirigentes creen que Hamás recibió el encargo de todos los palestinos de Cisjordania y Jerusalén ocupados, así como de los ciudadanos árabes de Israel, y no sólo de la Franja de Gaza. Se cree que los ataques de Hamás contra Israel perjudican al Estado de ocupación.

Alex Fishman, de Yedioth Ahronoth, dijo que la resistencia palestina batió todos los récords con su primer ataque que "quebró" a las FDI. "Hamás demostró su valentía cuando lanzó su primera advertencia a Israel sobre su comportamiento en Jerusalén", reconoció. La resistencia palestina en Gaza está movilizando a toda la comunidad palestina, no sólo en Gaza". Fishman hizo un llamamiento a los dirigentes israelíes para que golpeen con fuerza a Gaza, ya que, de lo contrario, la resistencia no se verá disuadida en el futuro. Yendo más allá, dijo que los dirigentes israelíes no deberían sucumbir a la presión internacional para un alto el fuego, con el fin de acabar con la resistencia de una vez por todas.

Estoy seguro de que Israel está pensando en esto, pero la cuestión ya no está en sus manos. "Es demasiado tarde para que la ocupación israelí piense en un golpe muy corto contra la resistencia palestina y se vaya con una victoria fácil", dijo Abu Obeida, un portavoz del ala militar de Hamás, las Brigadas Al Qassam. "Estamos preparados para esta batalla y tenemos suficiente equipo y planes para una batalla muy larga".

LEER: Israel y sus colonos ilegales demuestran la realidad y la brutalidad de la ocupación

En menos de 24 horas, la resistencia palestina lanzó unos 300 cohetes hacia Israel, entre ellos algunos con alcance para alcanzar Jerusalén. El escritor y analista israelí Yossi Yehoshua lo describió como una victoria de Hamás en el primer asalto al apuntar a la ciudad ocupada considerada como su capital "unida" por Israel. "Los dirigentes israelíes no saben qué hacer y los palestinos de Jerusalén, Cisjordania e Israel están contentos".

Mi evaluación es que Israel aceptará un alto el fuego a finales de hoy o a más tardar mañana, por varias razones: no tiene suficiente conocimiento de las capacidades de la resistencia, incluidos los cohetes de largo alcance con ojivas de 80 kg; la crisis económica que azota a Israel desde el inicio de la pandemia de Covid-19; el consenso palestino que Hamás ganó gracias a su resistencia y al apoyo popular árabe e internacional; y la posibilidad de que los dirigentes israelíes que participen en el ataque a los palestinos puedan ser juzgados por el Tribunal Penal Internacional.

Ante los intentos de la región y de la ONU por lograr un alto el fuego, Estados Unidos ha pedido a ambas partes que rebajen la tensión. También está presionando por un alto el fuego, pero la situación es diferente esta vez. Si Israel rechaza el alto el fuego con condiciones palestinas hoy, se verá sorprendido para aceptar uno después de ver lo que la resistencia está planeando para él mañana.

LEER: 25 demócratas piden a Blinken que presione a Israel respecto a los desalojos en Israel

La resistencia palestina está lista y esperando a los israelíes, dijo un alto miembro de las Brigadas Al Qassam. "Para cada plan israelí, tenemos un contraplan, incluso para las rutas de los vuelos israelíes que se han abstenido de utilizar el aeropuerto Ben Gurion".

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ha dicho que enviará a Hamás y a la Yihad Islámica a cambio de cada día que disparen cohetes hacia Israel. "Tras la ofensiva israelí sobre Gaza en 2014, Gantz afirmó que nos enviaba de vuelta a la Edad de Piedra", dijo el miembro de las Brigadas Al-Qassam, "pero seguimos aquí luchando y preparándonos para la gran batalla de la liberación. No es él quien decide las reglas del combate, sino nosotros".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines