Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La coalición israelí sufre un duro golpe al retirarse el partido árabe de las negociaciones tras el ataque a Jerusalén

Mansour Abbas (D), jefe del partido islámico conservador israelí Raam, habla a una multitud durante una reunión política para felicitarle por la victoria electoral en el pueblo de Maghar, en el norte de Israel, el 26 de marzo de 2021 [AHMAD GHARABLI/AFP via Getty Images].

Las posibilidades de un nuevo gobierno israelí que sustituya a la coalición de extrema derecha de Benjamín Netanyahu han sufrido un golpe tras la decisión del Partido Ra'am de congelar los contactos con Yair Lapid, líder del partido centrista Yesh Atid, mientras aumentan los asaltos contra los palestinos en la Jerusalén Oriental ocupada.

Lapid recibió la semana pasada el mandato del presidente Rivlin que le concede 28 días para intentar formar un gobierno, tras el fracaso de Netanyahu en su intento de formar una coalición tras las cuartas elecciones en dos años en Israel.

El presidente del Ra'am, Mansour Abbas, anunció anoche que las negociaciones para la formación de un gobierno se han detenido ante la escalada en Gaza y las tensiones en Jerusalén. El enclave asediado fue bombardeado ayer por los aviones de la ocupación, matando a decenas de palestinos, entre ellos nueve niños, mientras que el Jerusalén Este ocupado vivió uno de los peores episodios de violencia de su historia con la irrupción de las fuerzas israelíes en la mezquita de Al-Aqsa, que causó heridas a 300 palestinos.

Un alto cargo de Ra'am dijo a Kan 11 News que no saben si podrán reanudar las negociaciones antes de que expire el mandato de Lapid para formar gobierno y que ello depende del alcance de la escalada.

LEER: El número de víctimas en la Franja de Gaza se eleva a 28

Es probable que este acontecimiento haga mella en las posibilidades de derrocar a Netanyahu y empuje a Israel a sus quintas elecciones en dos años.

El ex gran muftí de Jerusalén e imam de la mezquita de Al-Aqsa, el sheikh Ikrima Sabri, dijo que Netanyahu ordenó el brutal ataque a Al-Aqsa para satisfacer a los colonos judíos y asegurar su posición como primer ministro.

Sabri dijo ayer que las fuerzas de ocupación israelíes atacaron la mezquita de Al-Aqsa, por orden de Netanyahu, para satisfacer a los colonos, y así mantenerse en el cargo de primer ministro.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines