Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La importancia estratégica de los Acuerdos de Abraham es proteger el colonialismo israelí

Sudaneses se manifiestan contra la reciente firma de un acuerdo de normalización de relaciones con Israel, frente a las oficinas del gabinete en la capital, Jartum, Sudán, el 17 de enero de 2021 [Mahmoud Hjaj - Agencia Anadolu].

El presidente de EE.UU, Joe Biden, ha dado una prueba más de que su política seguirá el legado de su predecesor, Donald Trump. En su primera llamada con el príncipe heredero de los EAU, Mohammed Bin Zayed Al-Nahyan, Biden destacó la importancia de normalizar las relaciones con Israel en el contexto de "desviar la tensión" y "llevar la paz" a Oriente Medio.

"En este sentido, el Presidente subrayó la importancia estratégica de la normalización de las relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel", dijo la Casa Blanca. "Expresó su pleno apoyo al fortalecimiento y la ampliación de estos acuerdos".

El ex asesor de Trump, Jared Kushner, por su parte, anunció el lanzamiento del Instituto de los Acuerdos de Abraham para la Paz, de financiación privada. "Paz" en este contexto, por supuesto, es un eufemismo para acuerdos comerciales rentables a expensas del pueblo palestino. El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Gabi Ashkenazi, participará en la organización, junto con diplomáticos árabes. Robert Greenway, que fue el principal asesor de Trump en el Consejo de Seguridad Nacional, será el director ejecutivo de la organización.

Esto está muy lejos de lo que las declaraciones iniciales que anunciaban los Acuerdos de Abraham querían hacernos creer. La suspensión de la anexión formal del territorio palestino fue una supuesta victoria para el pueblo palestino, incluso cuando Israel se embarcó en la expansión de asentamientos adicionales y en la anexión de facto de la tierra palestina. Pero, ¿por qué deberían quejarse los palestinos si la ONU ha dado su bendición a nuevas violaciones de los derechos humanos con fines lucrativos?

LEER: Hamás pide a la resistencia palestina que esté preparada para la escalada de Israel en la mezquita de Al-Aqsa

Un creciente número de países en la región MENA están normalizando sus lazos con Israel - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Ahora, al parecer, se margina aún más a los palestinos en aras de un mayor "proyecto de paz" que no es más que una fachada de alianzas políticas y económicas. La llamada "importancia estratégica" es un esfuerzo colectivo para que los Acuerdos de Abraham se desvinculen lo más posible de los palestinos. Para los gobiernos árabes que suscriben estos acuerdos con Israel, no hay ninguna contradicción. Al fin y al cabo, la causa palestina se ha convertido, durante décadas, en un tema de reuniones interminables, en lugar de realizar verdaderos esfuerzos para lograr un acuerdo político basado en el fin de los planes de colonización de Israel.

Mientras tanto, las objeciones de la Autoridad Palestina a los acuerdos de normalización no tienen peso político ni diplomático, ya que el líder Mahmoud Abbas sigue luchando por el paradigma de los dos Estados en el ámbito internacional. Los dirigentes palestinos no han intentado vincular el surgimiento político de la "solución" de los dos Estados con los acuerdos de normalización, ni con el hecho de que décadas de negociaciones hayan conducido a la actual anexión de facto del territorio palestino.

A pesar de toda la retórica de Biden sobre el compromiso de los dos Estados, está claro que el legado de Trump sigue influyendo en la política estadounidense. En febrero, el ex embajador de Estados Unidos en Israel, el archi-sionista David Friedman, concedió una entrevista en la que simplificó los Acuerdos de Abraham de esta manera: "Lo que demostramos siendo tan pro-Israel es que podemos ser un buen amigo de un aliado que necesita nuestra ayuda".

Aunque son ciertamente beneficiosos para los países firmantes, el objetivo último de los acuerdos de normalización es proteger el proceso de colonización de Israel. Y al proteger a Israel a través de los acuerdos comerciales, a los palestinos no les queda más que sus legítimos derechos, que la ONU no reconoce salvo en sus referencias estadísticas o informes que existen para embellecer la organización internacional, pero no para proteger a los oprimidos de este mundo.

LEER: La Asociación Musulmana de Gran Bretaña exige al Gobierno de Reino Unido actuar sobre Jerusalén

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines