Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La paciencia estratégica se impone a la máxima presión

El viceministro de Asuntos Exteriores de Irán, Abbas Araghchi (R), habla con otros participantes en las conversaciones nucleares de Irán del JCPOA el 27 de abril de 2021 en Viena, Austria [EU DELEGATION VIENNA via Getty Images].

Las delegaciones de seguridad y militares israelíes que acudieron a Washington en las últimas semanas han regresado decepcionadas tras el fracaso de sus esfuerzos por disuadir a la administración Biden de volver al Acuerdo de Viena con Irán y levantar las sanciones impuestas. La seguridad y los militares israelíes creen que Washington está decidido a cerrar este expediente, incluso si eso significa levantar las más de 1.600 sanciones impuestas por Trump.

La historia se repite, pero lo hace en un corto periodo de tiempo. En 2015, el gobierno de Netanyahu no escatimó esfuerzos para frustrar el esfuerzo de la administración Obama por alcanzar el acuerdo. El propio Netanyahu no dudó en comparecer en persona ante las dos cámaras del Congreso para dirigirse a ellas e incitar a los senadores y congresistas estadounidenses contra su presidente. Este fue un precedente inusual en las normas diplomáticas. Sin embargo, hoy en día, es difícil que Netanyahu se enfrente a la Knesset, y mucho menos al Congreso.

Irán ha pasado cuatro años difíciles bajo las sanciones más severas, armado de "paciencia estratégica". No se ha movido de ninguna de sus condiciones y exigencias para revivir el acuerdo, y al final consiguió lo que quería. El acuerdo, que está a punto de ver la luz, está cerca de incluir casi todas las exigencias y condiciones de Teherán. La terquedad y la paciencia de un negociador iraní no tienen límite. Ojalá los nuestros aprendieran de ellos.

LEER: La preocupación militar de Israel por Irán es cada vez mayor

Washington está levantando las sanciones impuestas a la mayoría de las entidades y personas iraníes. Está levantando las sanciones de tres de los sectores económicos estratégicos más importantes: petróleo y energía, industria y banca. Además, se liberarán cerca de 100.000 millones de dólares después de haber estado congelados durante años, siempre que Teherán cumpla con sus obligaciones nucleares sin expansión nuclear, como Washington, Tel Aviv y las capitales europeas y árabes han estado exigiendo.

Al delegado de la mayor potencia no se le permitió acceder al hotel donde residía la delegación iraní y se reunió con las delegaciones de China, Francia, Rusia, Reino Unido y Alemania. Antes de comenzar las deliberaciones, la delegación iraní insistió en que se retirara la bandera de Estados Unidos de las banderas de los países que participaban en las negociaciones directas y que Washington no participaría. A pesar de los intentos de organizar reuniones directas para acelerar las negociaciones, la delegación iraní fue la que menos prisa mostró en este sentido. Ojalá nuestro pueblo mostrara paciencia y resistencia.

A los iraníes no hay que negarles el derecho a la victoria frente a la arrogancia de Trump, así como la conspiración de Netanyahu y algunos de sus aliados en la región, la debilidad de Europa y su subordinación, y las vacilaciones de China y Rusia. Al parecer, Irán saldrá pronto del aislamiento y el asedio, y las capitales árabes y europeas acudirán a él para quedar bien con él. Ya hemos empezado a ver los nuevos vientos que soplan en las capitales árabes.

LEER: La vida de cuatro periodistas yemeníes está en juego, pero Joe Biden podría salvarlos

Netanyahu está observando la escena, prometiendo continuar su guerra contra Irán, y está ofreciendo sus servicios como líder de un país que puede "llenar el vacío" de Washington. Sin embargo, el problema de Netanyahu es que no encuentra a nadie que compre esta "mercancía", ya que incluso los partidos árabes más entusiastas de la normalización con Israel han empezado a darse cuenta de que esta carta está perdiendo su valor con un impulso cada vez menor. También han descubierto que el diálogo con Irán, y no la alianza con Israel, puede ser el camino más corto para preservar su seguridad y estabilidad salvaguardando sus intereses.

Acuerdo con Irán -Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Irán no está solo, ya que otros países de esta extensa región han conseguido obligar a Washington a escuchar sus demandas y condiciones. ¿Acaso los talibanes no han presentado un modelo de paciencia, dureza y terquedad frente a la superpotencia, obligándola a iniciar la retirada incondicional de sus fuerzas? ¿No obligó Al-Houthi a la coalición árabe a reconocerlo como un actor importante, apostando por su origen yemení y su arabismo después de ser un "huevo iraní fácil de romper", y sólo en el lapso de unos pocos días? El mundo sólo entiende el lenguaje de los poderosos, ya sean estados, grupos o movimientos, independientemente de su filiación intelectual, ideológica y religiosa.

Este artículo apareció por primera vez en Addustour el 4 de mayo de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaEEUUIránOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines