Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército australiano dejará de utilizar el sistema de defensa israelí

Contratista de defensa israelí Elbit [MilborneOne/Wikipedia]

El gobierno australiano ha comunicado a la mayor empresa privada de armamento de Israel, Elbit Systems, que su ejército dejará de utilizar su Sistema de Gestión de Combate (BMS) a partir de mediados de junio.

"La noticia fue dada a la compañía sin ninguna explicación sobre los motivos de la decisión, con Defensa confirmando que no tienen ninguna solución provisional para reemplazar la capacidad", informa el sitio web de Defensa de Australia.

Sin embargo, según un informe de la Australian Broadcasting Corporation (ABC), las tensiones entre Elbit y el Departamento de Defensa australiano se habían agudizado debido a que la empresa israelí imponía "enormes primas" al BMS por tener el monopolio del sistema.

"La gente está harta de que Elbit se aproveche de su monopolio para imponer enormes primas", dijo un funcionario australiano no identificado a la ABC.

"Y hay una clara preocupación de que los israelíes estén utilizando el sistema como puerta trasera para obtener información", añadió.

VIDEO: Las imágenes de Sheikh Jarrah demuestran la barbarie de Israel

Elbit Systems es a menudo el objetivo de las campañas de los grupos de derechos humanos. La empresa israelí produce tecnología de vigilancia para el ilegal Muro de Separación en la Cisjordania ocupada y se dice que fabrica los motores para el 85% de los drones militares del país, entre otros componentes de armas.

El fabricante de armas israelí habría suministrado el 85% de los drones utilizados en la guerra contra Gaza de 2014, en la que murieron más de 2.200 palestinos -500 de ellos niños- en sólo 50 días. La empresa armamentística israelí tiene diez sedes en Gran Bretaña.

El mayor conocimiento del papel de Elbit en las violaciones de los derechos humanos y los presuntos crímenes de guerra ha empañado la imagen de la empresa. En febrero, el Fondo de Pensiones de East Sussex fue el último en desprenderse de empresas israelíes, meses después de que activistas de derechos humanos presionaran al fondo para que pusiera fin a sus vínculos con empresas que violan el derecho internacional.

Categorías
AustraliaIsraelNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines