Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Organizaciones no gubernamentales estadounidenses e israelíes financian a extremistas judíos de extrema derecha

Activistas de derechas israelíes de los asentamientos cercanos protestan en la carretera principal que conduce a la aldea palestina de Duma, en la Cisjordania ocupada por Israel, el 5 de abril de 2016 [MENAHEM KAHANA/AFP vía Getty Images].

Las organizaciones no gubernamentales y las fundaciones exentas de impuestos de Estados Unidos e Israel están financiando a los grupos extremistas judíos de extrema derecha que hace más de una semana arrasaron el Jerusalén Este ocupado mientras cantaban "muerte a los árabes". Los detalles han sido expuestos por T'ruah, una organización de rabinos sin ánimo de lucro.

T'ruah descubrió detalles de cómo se canaliza el dinero a grupos extremistas judíos violentos como Lehava, que organizó las protestas callejeras antipalestinas. Esto provocó la condena de muchos sectores, incluidos los grupos pro-israelíes como la Liga Antidifamación (ADL), con sede en Estados Unidos.

"La violencia y el odio nunca son la respuesta y no contribuyen a aliviar una situación ya de por sí tensa", declaró la ADL. "Nos preocupa que voces extremistas como Lehava estén llenando el vacío. Tanto los líderes israelíes como los árabes deben condenar enérgicamente estas acciones y dejar de avivar las llamas del odio."

Sin embargo, Jill Jacobs, de T'ruah, criticó los comentarios que presentan a los alborotadores judíos de derechas como marginados. Este enfoque, argumentó, "borra el papel que desempeñan tanto el gobierno israelí como los financiadores judíos estadounidenses a la hora de permitir y fomentar esta violencia".

LEER: El ejército israelí duplicará el número de sus tropas en Cisjordania

En el diario Haaretz, Jacobs dijo que a lo largo de varios años, T'ruah ha presentado una serie de quejas a la Agencia Tributaria sobre las fundaciones exentas de impuestos de EE.UU. que canalizan dinero a Lehava y otros grupos judíos de extrema derecha.

Una investigación sobre las fuentes de financiación de Lehava la vincula a una serie de fundaciones y personas de Israel y Estados Unidos a través de un elaborado plan de financiación. Se dice que, aunque el grupo no tiene un estatus fiscal propio en Israel, las investigaciones del Centro de Acción Religiosa de Israel y del Bloque Democrático han demostrado que recibe dinero de otros grupos israelíes sin ánimo de lucro registrados, que a su vez están financiados por fundaciones y particulares estadounidenses.

Jacob citó a los Amigos Americanos de Yeshivat HaRa'ayon HaYehudi ('Yeshiva de la Idea Judía'), cuya organización asociada figura "explícitamente" en la lista del Departamento de Estado de EE.UU. como "organización terrorista extranjera", junto con el Fondo de Caridad de la Luz, que lleva el nombre en homenaje al difunto rabino Meir Kahane. El rabino, nacido en Estados Unidos, predicaba y dirigía el terrorismo contra quienes consideraba enemigos de Israel o del pueblo judío, y abogaba por la expulsión forzosa de los palestinos del territorio controlado por Israel. Él y su grupo fueron designados como terroristas por el gobierno de Tel Aviv.

Según Jacob, ambas fundaciones están dirigidas por Levi Chazan, un notorio kahanista, que fue condenado por un atentado en 1984 que hirió a siete palestinos en un autobús. Otra financiación procede de la familia Falic, con sede en Florida, propietaria de Duty-Free Americas.

LEER: Colonos israelíes atacan viviendas palestinas en Nablus

Se dice que una de las mayores fuentes de fondos es el Fondo Central de Israel (CFI). Como la mayor fundación estadounidense que canaliza fondos a los extremistas israelíes, realizó cerca de 40 millones de dólares en subvenciones en el último año del que se dispone de información fiscal, explicó Jacob. Las donaciones canalizadas a través de la CFI van a parar a grupos que defienden a israelíes detenidos por terrorismo y se dice que también se entregan a israelíes condenados por terrorismo.

Entre las personas nombradas en el informe figuran muchas figuras conocidas en Estados Unidos, como Adam y Gila Milstein, que son importantes donantes del Consejo Israelí-Americano, Zioness y otros grupos que se consideran pro-Israel. Milstein fue nombrado en un documental de Al Jazeera como financiador de la tristemente célebre Canary Mission, que trata de poner en la lista negra a activistas y académicos pro-palestinos.

"No basta con hacer declaraciones contra la violencia de los extremistas, o pretender que representan una perspectiva marginal", dijo Jacob al pedir a los grupos pro-israelíes que asuman su responsabilidad. "Los que estamos comprometidos con los derechos humanos tanto de israelíes como de palestinos también debemos insistir en que las instituciones a las que estamos vinculados no contribuyan a los grupos que promueven el genocidio y organizan a los judíos para que participen en los actos violentos".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines