Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Decenas de personas mueren aplastadas en un festival religioso en Israel

Muchos de los fallecidos aún no han sido identificados y la policía ha pedido a los familiares que faciliten fotos e información personal de los asistentes al festival que siguen desaparecidos para ayudar en el proceso.

Al menos 45 personas murieron aplastadas durante la noche en un festival religioso atestado de gente en Israel, y algunas víctimas asfixiadas o pisoteadas pasaron desapercibidas hasta que el sistema de megafonía hizo un llamamiento para dispersarse, informó Reuters.

Decenas de miles de judíos ultraortodoxos se habían agolpado en la tumba de Galilea del sabio del siglo II Rabí Shimon Bar Yochai para las conmemoraciones anuales de Lag B'Omer, que incluyen rezos durante toda la noche, canciones místicas y bailes.

Los testigos dijeron que muchos de los muertos quedaron atrapados en un pasillo apretado de unos tres metros de ancho después de que la multitud abarrotara las laderas del monte Meron, en el norte de Israel, desafiando las advertencias de mantener el distanciamiento social contra el COVID-19.

Los médicos dijeron que se había producido una estampida en la sección masculina del festival, separada por sexos. Entre las víctimas había niños.

Muchos de los muertos aún no han sido identificados y la policía pidió a los familiares que proporcionaran fotos e información personal de los asistentes al festival que aún estaban desaparecidos para ayudar en el proceso.

Los vídeos publicados en las redes sociales mostraban a hombres ultraortodoxos trepando desesperadamente a través de los huecos de las planchas de hierro corrugado desgarradas para escapar del aplastamiento. Los cuerpos yacían en camillas en un pasillo, cubiertos con mantas de papel de aluminio.

"Había una especie de desorden, policías, gritos, un gran desorden, y después de media hora parecía la escena de un atentado suicida, numerosas personas salían de allí en camillas", dijo Hayim Cohen, un asistente al festival de 19 años.

LEER: Unos palestinos que afrontan el desalojo rescataron a mi familia, cuenta una profesora judía

"Íbamos a entrar para el baile y esas cosas y, de repente, vimos a los paramédicos del [servicio de ambulancias] MDA pasar corriendo, como si estuvieran haciendo reanimación cardiopulmonar a los niños", dijo a Reuters Shlomo Katz, un peregrino de 36 años.

Un hombre herido, que se encontraba en una cama de hospital, describió a los periodistas cómo comenzó la aglomeración cuando una fila de personas en la parte delantera de la multitud se cayó.

"Se formó una especie de pirámide de unos sobre otros. La gente se amontonaba una sobre otra. Yo estaba en la segunda fila. La gente de la primera fila... vi morir a gente delante de mis ojos", dijo.

El Ministerio de Justicia dijo que los investigadores estudiarían si había habido alguna mala conducta policial relacionada con la tragedia.

Un portavoz de la policía dijo que el aforo general en el monte Meron era similar al de años anteriores, pero que esta vez las zonas de las hogueras estaban separadas por precaución del COVID-19. Esto puede haber creado puntos de congestión inesperados en el tráfico peatonal, dijeron los medios de comunicación israelíes.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, al visitar el lugar, lo calificó como uno de los "desastres más graves" de la historia de Israel y prometió una investigación exhaustiva para que no se repita. Convocó un día de luto nacional para el domingo.

Estados Unidos y la Unión Europea presentaron sus condolencias.

Los helicópteros trasladaron a los heridos a los hospitales y el ejército dijo que se habían movilizado tropas de búsqueda y rescate.

La tumba del Monte Meron está considerada como uno de los lugares más sagrados del mundo judío y es un lugar de peregrinación anual. El evento fue una de las mayores concentraciones en Israel desde el estallido de la pandemia de coronavirus hace más de un año.

El año pasado se prohibieron las hogueras privadas en el monte Meron debido a las restricciones del coronavirus. Sin embargo, este año se han relajado las medidas de cierre en el marco del rápido programa de vacunación contra el COVID-19, que ha conseguido que más del 54% de la población esté totalmente vacunada.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines