Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Hamás advierte sobre el aplazamiento de las elecciones en Palestina

El alto funcionario de Hamás, Khalil al-Hayya, habla durante una reunión celebrada bajo el nombre de "Desarrollos Nacionales" en la ciudad de Gaza, el 1 de diciembre de 2020. [Ali Jadallah - Agencia Anadolu]

El jefe adjunto del buró político de Hamás, Khalil Al-Hayya, advirtió ayer contra el aplazamiento de las elecciones legislativas palestinas previstas para el 22 de mayo, afirmando que empujaría al pueblo palestino hacia lo desconocido.

Al-Hayya, que encabeza la lista del movimiento en las elecciones, dijo que el aplazamiento "generará una gran frustración entre las masas y los jóvenes", advirtiendo que "el aplazamiento complicará la situación y perpetuará la división".

En enero, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, anunció que las elecciones se celebrarían en mayo, seguidas de las presidenciales en julio.

A principios de esta semana, el Centro de Medios y Comunicación de Jerusalén publicó los resultados de una encuesta que mostraba que el 79% de los palestinos considera importante la celebración de estas elecciones.

El martes, el principal asesor de Abbas, Nabil Shaath, dijo que es "muy probable" que las próximas elecciones nacionales palestinas se pospongan si Israel no permite votar en el Jerusalén Oriental ocupado.

Dijo al periódico An-Nahar que si Israel sigue ignorando la petición de la AP de celebrar las elecciones en Jerusalén Oriental, "el proceso electoral se pospondrá".

Israel ha llevado a cabo una campaña de detenciones contra quienes participan en actividades electorales en el Jerusalén ocupado. Los analistas creen que las fuerzas de ocupación no permitirán que se celebren las elecciones en la zona, ya que Israel reclama toda Jerusalén como su capital y no permite las actividades de la AP en la ciudad.

Sin embargo, muchos creen que la AP está utilizando esto como excusa porque las últimas encuestas muestran que Hamás, una vez más, ganaría las elecciones dejando al presidente Abbas, que encabeza el movimiento Fatah, en una difícil situación.

Abbas se negó a dimitir tras las últimas elecciones de Palestina en 2006, cuando Hamás fue elegido para el poder. La medida provocó la desunión entre los palestinos y llevó a Al Fatah a dirigir el gobierno en la Cisjordania ocupada y a Hamás a gobernar la asediada Franja de Gaza.

LEER: El ex ministro de Defensa pide a la Knesset que se prepare para una posible escalada con Siria e Irán

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines