Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los soldados británicos pueden ser procesados por crímenes de guerra, afirma el gobierno del Reino Unido

Cámara de los Lores en Londres, Reino Unido, el 7 de abril de 2017 [Communicatemag/Twitter].

Los soldados británicos que presuntamente hayan cometido crímenes contra la humanidad, genocidio, tortura y crímenes de guerra no contarán con garantías de no ser procesados, según ha reconocido el gobierno conservador, en un importante giro de 180 grados respecto a las disposiciones del proyecto de ley de operaciones en el extranjero.

El Número 10 trató de restringir los juicios por tortura y crímenes de guerra presuntamente cometidos por soldados británicos que sirven en el extranjero. Sin embargo, la semana pasada, una enmienda en la Cámara de los Lores rechazó el esfuerzo del gobierno por proteger a los soldados británicos, incluidos los que sirvieron en Irak y Afganistán, de lo que califica de reclamaciones tachadas de "vejatorias".

La comisaria europea de Derechos Humanos, Dunja Mijatovic, también se metió en la disputa y pidió a los diputados que no permitieran que las tropas se protegieran contra el enjuiciamiento por estos delitos. "Los legisladores británicos de la Cámara de los Comunes deben defender los Derechos Humanos y garantizar que las disposiciones del proyecto de ley de operaciones en el extranjero cumplen plenamente las obligaciones del Reino Unido de luchar contra la impunidad de la tortura y proteger los derechos de las víctimas en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos", declaró Mijatovic.

LEER: El organismo internacional para el control de armas químicas retira el derecho de voto a Siria

Ante la posibilidad de que se produzca una rebelión cuando el proyecto de ley vuelva hoy a la Cámara de los Comunes, el secretario de Defensa, Ben Wallace, accedió a enmendar el proyecto de ley para dejar claro que no habría límite de tiempo para los juicios por estos crímenes.

"Aunque mantenemos que nada en este proyecto de ley impide que se persiga a los acusados de infringir la ley, hemos escuchado las preocupaciones y, para enviar un mensaje contundente a la comunidad internacional, se introducirán modificaciones en el proyecto de ley de operaciones en el extranjero", declaró un portavoz del Ministerio de Defensa. "Los delitos excluidos en la primera parte del proyecto de ley se ampliarán para incluir la tortura, el genocidio y los crímenes contra la humanidad".

LEER: La UE anuncia que las conversaciones nucleares con Irán se reanudarán la próxima semana

El ex secretario general de la OTAN, George Robertson, que lideró la oposición contra el proyecto de ley no enmendado, celebró la decisión. "Mientras esperamos los detalles, es ciertamente bienvenido que el gobierno parece haber escuchado finalmente el coro de preocupación sobre el impacto en la reputación internacional del Reino Unido si no elimina la tortura, el genocidio y los crímenes contra la humanidad de la presunción contra el procesamiento en el proyecto de ley de operaciones en el extranjero", dijo Robertson.

Robertson argumentó que si el gobierno se salía con la suya habría abandonado el enfoque de "predicar con el ejemplo" del Reino Unido, y habría sentado un terrible precedente al que probablemente se acogerían muchos de los peores regímenes del mundo.

Categorías
NoticiasReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines