Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los sirios en Dinamarca quedan en el limbo tras la decisión de las autoridades

Los migrantes, muchos de ellos procedentes de Siria, caminan hacia los furgones policiales después de que la policía los encontrara mientras comprobaba los documentos de identidad de los pasajeros de un tren que llegaba de Alemania el 6 de enero de 2016 en Padborg, Dinamarca [Sean Gallup/Getty Images].

Rasha Kairout podría ser despojada de su permiso de residencia y de su condición de asilada después de que Dinamarca haya considerado que Damasco y sus alrededores son seguros para el regreso de los refugiados, informa la Agencia Anadolu.

Kairout se refugió en Dinamarca cuando estalló la guerra civil siria. Tomó rutas peligrosas, primero llegando a Turquía y luego tomando botes de goma para cruzar a Europa.

"El viaje era peligroso, pero el miedo al régimen sirio era mucho mayor", dijo Kairout a la Agencia Anadolu.

"Estoy realmente desesperada. Después de todo lo que pasé para llegar a este lugar seguro, donde tomé un barco muy peligroso y dormí en los bosques sólo para tener un futuro seguro para mis hijos. Pero esto está ahora a punto de serme arrebatado", dijo esta madre soltera de 38 años, con dos adolescentes.

LEER: Siria celebrará elecciones presidenciales el 26 de mayo

Dinamarca se ha convertido en el primer país de la Unión Europea en considerar que Damasco y sus alrededores son seguros para los refugiados sirios.

Comenzó a no renovar los permisos de residencia de los sirios que eventualmente serán devueltos al país devastado por la guerra, a pesar de que la ONU sostiene que la mayoría de las zonas no son estables para que los residentes regresen.

El portavoz del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, dijo en una conferencia de prensa el 8 de abril que "los refugiados nunca deben ser obligados a regresar". Y cualquier retorno debe ser la elección de los refugiados "y debe hacerse con dignidad y, por supuesto, con seguridad".

"ACNUR no considera que las recientes mejoras en la seguridad en algunas partes de Siria sean lo suficientemente fundamentales, estables o duraderas como para justificar el fin de la protección internacional para ningún grupo de refugiados", añadió, en referencia a la agencia de refugiados del organismo.

'Dinamarca se convirtió en nuestro hogar'

Kairout llegó a Dinamarca en 2015 y durante seis años ha vivido con seguridad, haciendo de la nación escandinava su hogar y el de sus dos hijos: su hija Louseen, de 15 años, y su hijo Qusai, de 13.

"Nuestra vida en Dinamarca tuvo pequeños problemas al principio debido a las dificultades del idioma, pero lo aprendimos. Estamos muy bien integrados y tenemos amigos", dijo.

Después de trabajar en un hotel durante un año y medio, perdió su primer empleo durante la pandemia de coronavirus, pero encontró otro en una residencia de ancianos. Y también está estudiando.

"Hay una gran diferencia entre vivir aquí y vivir en Siria. Aquí en Dinamarca vivimos en libertad, donde expresamos la libertad de opinión y disfrutamos de la democracia. Y lo más importante es vivir con seguridad y protección. Esto es contrario a la situación en Siria", dijo.

Pero el 10 de febrero recibió un correo electrónico de las autoridades de inmigración danesas en el que se decía que se había suspendido su permiso de residencia y el de sus hijos porque "Damasco es seguro".

LEER: El presidente sirio destituye al jefe del Banco Central

"Estoy realmente sorprendida por su respuesta. Dicen que Damasco es seguro y suspenden mi residencia basándose en eso", dijo Kairout. "Desde el primer día de mi llegada a Dinamarca, les dije que huía del régimen brutal de Assad... esto significa, que me arrestarán en el aeropuerto de Siria de ese régimen criminal, y yo y mis hijos estaremos muertos".

Ha solicitado la anulación de la decisión y está a la espera de que un tribunal evalúe su recurso.

"Estamos viviendo en un estado de miedo, ya que no sabemos qué va a pasar. Mis hijos también están conmocionados porque han crecido en Dinamarca y sienten que Dinamarca es su hogar. Estoy luchando por nuestros derechos", dijo Kairout.

"No soy el único caso en Dinamarca que se encuentra en esta situación. Muchas familias sirias, mujeres, niños y personas mayores se enfrentan al mismo problema", dijo, y añadió que quiere que se escuche su voz y se conozca su historia.

"Hay un criminal que mató a su propia gente en Siria", dijo. "En Siria hay un régimen totalmente corrupto y ha hecho que la mayoría del pueblo sirio se refugie en el mundo. No vinimos aquí para disfrutar de una vida lujosa, sino que huimos a causa de un conflicto bélico que dura unos 10 años".

'La decisión de Dinamarca dejará a la gente en el limbo'

El Consejo Danés para los Refugiados (DRC, por sus siglas en inglés) dijo que debido a la falta de relaciones diplomáticas entre Dinamarca y el régimen de Assad, los sirios en Dinamarca no pueden ser devueltos a Siria y serán puestos en centros de salida indefinidamente.

El DRC dijo a la Agencia Anadolu que, según los servicios de inmigración daneses, "hasta a 170 sirios se les ha revocado (o no se les ha prorrogado) su permiso de residencia en 2020 - y sólo en enero y febrero de 2021, la cifra fue de 84."

"Creemos que no sólo es una posición errónea, sino también extraña, por parte de las autoridades danesas, ya que ni ACNUR ni ningún otro país europeo que conozcamos consideran que Damasco sea seguro para el retorno de los refugiados", dijo la secretaria general del RDC, Charlotte Slente, a la Agencia Anadolu.

LEER: Estados Unidos podría haber ofrecido tratamiento contra el cáncer a la esposa de Assad para conseguir liberar rehenes

"La ausencia de combates en algunas zonas de Siria no significa que la gente pueda volver con seguridad. Tenemos numerosos informes sobre detenciones arbitrarias y graves abusos contra los derechos humanos de la población civil", dijo Slente, quien añadió que la RDC "no está de acuerdo con la decisión de considerar la zona de Damasco o cualquier zona de Siria como segura para el retorno de los refugiados."

"Los sirios que están viendo revocado su permiso de residencia se quedan en el limbo de los centros de salida como medio para incentivarles a volver "voluntariamente" a Siria a pesar de las condiciones de inseguridad. Esto va en contra de los principios básicos de protección y puede tener graves consecuencias para el bienestar mental y físico de las personas, pero también es inútil perturbar la vida de las personas y desarraigarlas una vez más para que se enfrenten a una situación de desesperación e inseguridad", dijo.

Los refugiados a los que se les revoca el permiso de residencia están en fase de integración: pueden estar trabajando o estudiando en el país, dijo Slente. "No podrán continuar la vida que han establecido en Dinamarca y quedarán en una posición de espera sin fecha de finalización" en los centros de salida.

"No es una forma digna de tratar a las personas", dijo.

Categorías
DinamarcaNoticiasOriente MedioSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines