Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. insta a las fuerzas de Eritrea a abandonar inmediatamente Etiopía

Unidades del ejército etíope patrullan las calles de la región de Tigray, en el norte de Etiopía, el 7 de marzo de 2021 [Minasse Wondimu Hailu/Agencia Anadolu].

Estados Unidos ha instado a las fuerzas eritreas a abandonar inmediatamente la región etíope de Tigray, y al gobierno etíope a hacer rendir cuentas a los responsables de las violaciones de los derechos humanos, informa la Agencia Anadolu.

Linda Thomas-Greenfield, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, expresó su grave preocupación por el deterioro de la situación humanitaria y de los derechos humanos en la región etíope de Tigray.

Dijo que había informes creíbles de que las fuerzas eritreas se están re-uniformando como militares etíopes con el fin de permanecer en Tigray indefinidamente, según un comunicado a última hora del jueves.

"El gobierno eritreo debe retirar sus fuerzas de Etiopía inmediatamente", dijo Thomas-Greenfield.

El mes pasado, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, dijo que Eritrea había aceptado retirar sus fuerzas de los territorios etíopes a lo largo de la frontera.

Abiy hizo el anuncio tras regresar de una visita oficial de dos días a Asmara, la capital de Eritrea.

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (CDHE) afirmó el mes pasado que el ejército eritreo había matado a más de 100 civiles en Axum, ciudad histórica de la región etíope de Tigray.

VIDEO: Drones impactan en la base estadounidense del aeropuerto de Erbil, al norte del país

"Estamos horrorizados por los informes de violaciones y otros actos de violencia sexual incalificables que siguen saliendo a la luz", declaró Thomas-Greenfield, añadiendo que la degradación y el trauma asociados a los ataques tendrán efectos a largo plazo en las comunidades afectadas.

También condenó toda la violencia sexual y exigió que los autores sean llevados ante la justicia.

"Volvemos a pedir que se ponga fin a las hostilidades y que el gobierno etíope logre una solución política de la crisis; que permita el acceso sin obstáculos a la ayuda humanitaria; que permita la realización de investigaciones internacionales independientes sobre los abusos y violaciones de derechos humanos; que proteja a la población civil; que promueva la retirada inmediata de las fuerzas regionales eritreas y amharas de Tigray; y que haga rendir cuentas a los responsables de las violaciones de derechos humanos", añadió.

El 4 de noviembre del año pasado, Etiopía lanzó una amplia operación policial contra las fuerzas del hasta entonces todopoderoso Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF), ahora ilegalizado, después de que éste asaltara el mando del ejército federal etíope estacionado en Tigray, matando a soldados y saqueando un importante material militar.

El 28 de noviembre, Abiy declaró el fin del enfrentamiento militar tras la caída de la capital regional, Mekele, en manos del ejército federal. Pero los combates esporádicos continuaron en la región, mientras cientos de miles de personas se desplazaron internamente y más de 60.000 huyeron al vecino Sudán.

Estados Unidos ha comprometido 152 millones de dólares adicionales para ayudar a cubrir las necesidades humanitarias en Tigray.

Se calcula que 5,2 millones de personas en Tigray sufren inseguridad alimentaria y necesitan ayuda, y corren el riesgo de sufrir hambruna, según la declaración.

Los etíopes huyen a Sudán - Caricatura [Sabaaneh/MiddleEastMonitor].

Categorías
ÁfricaEritreaEtiopíaNoticiasSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines