Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel aprovecha el accidente del Canal de Suez para impulsar sus alternativas

Los trabajos de flotación del buque encallado en el Canal de Suez el 25 de marzo de 2021 [Centro de Medios del Canal de Suez].

El cierre del Canal de Suez provocado por el gigantesco portacontenedores MV Ever Given, que encalló y bloqueó la vía navegable, ha provocado mucha ansiedad y ha dejado a otros 400 buques en la cola para pasar. El coste para el comercio mundial se ha cifrado en miles de millones de dólares. A su vez, Egipto ha perdido varios millones de dólares cada día en concepto de peajes perdidos. El canal da importancia geopolítica a Egipto y a su papel en la región y en el mundo. El incidente ha afectado a la reputación del canal como una de las principales vías fluviales del mundo por la que fluye el 13% del comercio internacional.

Los esfuerzos por reflotar el barco encabezaron los boletines informativos de todo el mundo. Además de las conversaciones sobre rutas alternativas -se utilizó la opción de navegar por el Cabo de Buena Esperanza, en el sur de África, mientras el canal estaba bloqueado-, se retiraron los viejos planos de la estantería.

El Canal de Suez fue una gran hazaña de la ingeniería del siglo XIX que se completó en 1869 y que redujo el tiempo de navegación desde Europa a lugares lejanos de varios imperios, especialmente el británico. El ingeniero jefe fue el francés Ferdinand de Lesseps. Francia y Gran Bretaña controlaron el canal hasta que el difunto presidente egipcio Gamal Abdel Nasser lo nacionalizó, provocando la "crisis de Suez" en 1956, cuando Francia, Gran Bretaña e Israel invadieron y ocuparon la zona.

Los egipcios tienen sentimientos encontrados respecto al canal. Sus antepasados fueron humillados a realizar trabajos forzados para cavar el canal, durante los cuales muchos murieron. Por ello, hubo un inmenso orgullo cuando Nasser anunció la nacionalización del canal el 26 de julio de 1956. Un país del tercer mundo desafiaba a dos de las potencias coloniales del mundo, Francia y Gran Bretaña, en el centro de sus intereses estratégicos en Oriente Medio. El petróleo de la región, por supuesto, llega a Europa a través del Canal de Suez.

Cuando el Ever Given bloqueaba el canal, el pueblo de Egipto estaba unido en su preocupación por su futuro. Hubo una alegría colectiva cuando el barco fue reflotado.

La razón por la que encalló sigue siendo un misterio. Esto ha dado a los teóricos de la conspiración la oportunidad de afirmar que no fue causado por los fuertes vientos o por un accidente. Se afirma que fue deliberado, como parte de un esfuerzo por demostrar que el Canal de Suez es un eslabón débil en la cadena de distribución mundial.

LEER: La guerra clandestina de Francia en Malí

Casualidad o no, ocurrió en un momento en el que hay tres planes para que Israel una el Golfo de Aqaba con el Mar Mediterráneo: el Canal Ben Gurion, una línea de ferrocarril y un oleoducto. No son nada nuevo; se han planeado desde el establecimiento de la entidad sionista en 1948, como mencionó el ex primer ministro israelí Shimon Pérez en su libro de 1993 The New Middle East. El actual primer ministro Benjamín Netanyahu también los mencionó cuando era ministro de Finanzas hace unos veinte años.

Cuando Egipto cedió las islas de Tirán y Sanafir a Arabia Saudí en 2016, el estrecho de Tirán se convirtió en un importante paso marítimo internacional entre el mar Rojo y el golfo de Aqaba. En cuanto el Canal de Suez quedó bloqueado por el golpe de Ever Given, Israel comenzó a promover su proyecto de canal para evitar Suez y ser más barato. Ya se han prometido mejores instalaciones y servicios. Según un anuncio israelí realizado, convenientemente, cuando se bloqueó el Canal de Suez, el canal alternativo estará listo en cinco años.

La Autoridad del Canal de Suez anunció el éxito de los esfuerzos para reflotar el enorme buque portacontenedores varado y reabrir el canal al tráfico marítimo [Zeynep Öztürk/Agencia Anadolu].

Después de que los EAU anunciaran su normalización con Israel el año pasado, firmaron un acuerdo para enviar petróleo a Europa a través de un oleoducto que uniría el puerto israelí de Eilat, en el Golfo de Aqaba, con el ocupado de Ashkelon, en la costa mediterránea, donde se cargaría en petroleros con destino a Europa. Esto afectaría gravemente al oleoducto egipcio de Sumed, que se utiliza para el mismo fin desde hace medio siglo.

El oleoducto Eilat-Ashkelon fue construido por los sionistas en la década de 1960 y se utilizó en secreto durante la época del Sha para el petróleo iraní. Esto se detuvo después de la revolución iraní. Se ha vuelto a poner en servicio tras la normalización con los EAU.

LEER: Estados Unidos pide "igualdad de trato" para palestinos e israelíes, dentro del acuerdo desigual de dos Estados

La Autoridad Portuaria de Dubai también ha firmado un acuerdo con el Estado ocupante para abrir una ruta marítima regular y directa a Eilat. Esto dará un impulso al proyecto de ferrocarril que se está gestando desde 2014 y que une el puerto con Ashdod. El ferrocarril tiene una longitud de unos 300 kilómetros, y cuenta con cinco túneles y más de 63 puentes. Se espera que esté terminado el próximo año.

Otros proyectos que podrían afectar al Canal de Suez son el llamado "Tren de la Paz", anunciado por Netanyahu en 2018 para ir desde los países del Golfo hasta Haifa, en la Palestina ocupada. También hay conversaciones a puerta cerrada para construir un oleoducto a través de Arabia Saudí para exportar el petróleo del Golfo a Europa a través de Israel. Se trataría de un renacimiento del Tapline, destruido por Israel cuando ocupó los Altos del Golán sirios en 1967. También se ha propuesto un proyecto de canal que une el Mar Muerto con el Mar Rojo.

El accidente de Ever Given no fue necesariamente parte de una conspiración, pero Israel ciertamente lo ha utilizado en su beneficio para anunciar sus planes y comenzar a implementarlos. Esto ilustra claramente la forma en que funciona la mente de los sionistas; no tienen ningún problema en dar la espalda a su más antiguo aliado árabe en El Cairo para hacer tratos con nuevos aliados en el Golfo. Sea cual sea la forma en que se ejecuten, los planes de Israel se facilitan con demasiada frecuencia en connivencia con los gobernantes árabes.

La crisis del Canal de Suez - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEgiptoEgiptoIsraelOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines