Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos levanta las sanciones a la CPI

Edificio de la Corte Penal Internacional, en La Haya el 23 de diciembre de 2019 [Wikipedia]

Estados Unidos ha levantado este viernes las sanciones a la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, que suscitaron críticas internacionales tras ser impuestas por la administración del expresidente Donald Trump, según ha informado Reuters.

La medida, anunciada por el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, levanta las sanciones impuestas a Bensouda por su investigación sobre si las fuerzas estadounidenses cometieron crímenes de guerra en Afganistán.

También retira a Phakiso Mochochoko, jefe de la División de Jurisdicción, Complementariedad y Cooperación de la CPI, de la lista de Nacionales Especialmente Designados.

En un comunicado, Blinken dijo que el Departamento de Estado también había puesto fin a otra política de 2019 sobre restricciones de visado para cierto personal de la CPI y añadió: "Estas decisiones reflejan nuestra evaluación de que las medidas adoptadas eran inapropiadas e ineficaces."

Blinken dijo que Washington tomaba la medida a pesar de que seguía "discrepando fuertemente con las acciones de la CPI relacionadas con las situaciones de Afganistán y Palestina" y objetando los "esfuerzos de la CPI para hacer valer la jurisdicción sobre el personal de los Estados no Partes, como Estados Unidos e Israel."

"Creemos, sin embargo, que nuestras preocupaciones sobre estos casos se abordarían mejor a través del compromiso con todas las partes interesadas en el proceso de la CPI en lugar de la imposición de sanciones", dice su declaración.

LEER: La AP insta a la comunidad internacional a actuar contra los asentamientos israelíes

Blinken dijo que Washington se sentía alentado por el hecho de que se estuviera considerando una amplia gama de reformas para ayudar a la CPI a "priorizar sus recursos y a lograr su misión principal de servir como tribunal de último recurso para castigar y disuadir los crímenes atroces".

Un portavoz de la CPI dijo que el tribunal y su órgano de gobierno de los Estados miembros acogían con satisfacción la medida de Estados Unidos.

Silvia Fernández de Gurmendi, presidenta de la Asamblea de los Estados Partes, como se conoce al órgano de gobierno, dijo que contribuiría a "fortalecer el trabajo de la Corte y, en general, a promover un orden internacional basado en normas".

"Confío en que esta decisión señale el inicio de una nueva fase de nuestro compromiso común de lucha contra la impunidad", dijo en un comunicado.

En su anuncio formal de finalización de las sanciones, fechado el jueves, el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que, aunque no eran "efectivas ni apropiadas", Estados Unidos "protegería enérgicamente al personal actual y al anterior de Estados Unidos" de cualquier intento de la CPI de ejercer su jurisdicción sobre ellos.

La administración Trump acusó el año pasado a la CPI, con sede en La Haya, de infringir la soberanía nacional de Estados Unidos al autorizar una investigación sobre los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas afganas, los talibanes o las tropas estadounidenses.

Trump sanciona a la CPI para proteger a Israel - Caricatura [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

En septiembre, el tribunal impuso al personal, incluida Bensouda, la congelación de activos y la prohibición de viajar por investigar a ciudadanos estadounidenses sin su consentimiento. Estados Unidos no es miembro del tribunal.

La CPI dijo que las sanciones eran un ataque a la justicia internacional y al Estado de derecho.

El entonces secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, también se opuso a una investigación iniciada en 2019 sobre supuestos crímenes de guerra en los territorios palestinos, incluso por parte de las fuerzas israelíes.

LEER: Netanayhu encargado de formar el gobierno de Israel

La Iniciativa de Justicia de la Sociedad Abierta (OSJI, por sus siglas en inglés) dijo que el cese de las sanciones se produjo días antes de que se produjera una respuesta del gobierno de Estados Unidos a una demanda que OSJI presentó acusando que la medida de Trump había violado los derechos constitucionales, incluida la libertad de expresión.

"Estados Unidos tiene una larga historia de uso de sanciones para castigar a los abusadores de los derechos humanos, pero nunca antes se utilizó esta herramienta para castigar a un tribunal independiente que busca justicia para las víctimas de atrocidades", dijo el director ejecutivo de la OSJI, James Goldston, en un comunicado.

"Acogemos con satisfacción este paso de la administración Biden para demostrar su compromiso con los derechos humanos, la justicia internacional y la restauración de los ideales de Estados Unidos".

 

Categorías
CPINoticiasSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines