Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ex príncipe heredero de Jordania en arresto domiciliario tras un supuesto intento de "levantamiento popular"

El príncipe jordano Hamzah Bin al-Hussein asiste a la SOFEX Jordan (Exposición y Conferencia de las Fuerzas de Operaciones Especiales) el 11 de mayo de 2010 en Ammán, Jordania. SOFEX es una exposición de cuatro días que abarca temas relacionados con la seguridad nacional y las medidas antiterroristas. Salah Malkawi/Getty Images]

El ex príncipe heredero de Jordania, Hamza Bin Hussein, dijo ayer en una grabación de vídeo que se encuentra bajo arresto domiciliario y que le han dicho que se quede en casa y no tenga contacto con nadie, informó Reuters.

Hamza emitió la grabación después de que se conociera que los militares del país le habían dicho que dejara de realizar acciones que atentaran contra la "estabilidad y seguridad" del país. El jefe del ejército, Yusef Huneity, desmintió anteriormente las informaciones sobre la detención de Hamza.

Hamza dijo en el vídeo, transmitido por su abogado a la BBC, que no formaba parte de ninguna conspiración extranjera y denunció que el sistema gubernamental era corrupto.

"Es un giro muy triste y desafortunado", añadió.

"El bienestar [de los jordanos] ha quedado en segundo plano por un sistema de gobierno que ha decidido que sus intereses personales, sus intereses financieros, que su corrupción es más importante que la vida, la dignidad y el futuro de los diez millones de personas que viven aquí", dijo.

Dos personas familiarizadas con la situación dijeron a Reuters que las fuerzas de seguridad habían llegado a su pequeño palacio y habían iniciado una investigación. El rey Abdullah destituyó al príncipe Hamza como heredero al trono en 2004, en una medida que consolidó su poder.

El Washington Post dijo que las autoridades jordanas detuvieron al ex príncipe heredero y arrestaron a casi 20 personas más tras lo que los funcionarios calificaron de "amenaza para la estabilidad del país".

Un ex funcionario estadounidense con conocimiento de los acontecimientos en Jordania dijo que el complot, que describió como creíble y de amplia base pero no inminente, no implicaba un "golpe físico". Más bien, dijo, los implicados estaban planeando impulsar protestas que parecieran un "levantamiento popular de multitudes en la calle" con apoyo tribal.

Jordania investigaría si había una mano extranjera en el complot, dijo el ex funcionario estadounidense.

Esto se produce tras la noticia de que las fuerzas de seguridad jordanas han detenido a un antiguo asesor del rey Abdullah, a un miembro de la familia real y a otras personas por motivos "relacionados con la seguridad", según la agencia de noticias estatal Petra.

Bassem Awadallah, educado en EE.UU. y confidente del rey durante mucho tiempo, que más tarde se convirtió en ministro de Finanzas, y Sharif Hassan Ben Zaid, miembro de la familia real, fueron detenidos junto con otras figuras no identificadas, dijo Petra. No dio detalles.

Awadallah, que fue uno de los impulsores de las reformas económicas antes de dimitir como jefe de la corte real en 2008, se ha enfrentado durante mucho tiempo a la dura resistencia de la vieja guardia y de una burocracia atrincherada que prosperó durante años gracias a las prebendas del gobierno.

LEER: Nueve candidatos de Fatah se retiran de la lista electoral del partido

Categorías
JordaniaNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines