Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Netanyahu necesita partidos anti-árabes y anti-islámicos para formar coalición

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en Jerusalén el 8 de febrero de 2021 [REUVEN CASTRO/POOL/AFP/Getty Images].

Por primera vez en la historia, Israel se enfrenta a intentar reunir a un partido de extrema derecha y antiárabe y a un partido islámico para formar un gobierno de coalición.

El Likud del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sólo obtuvo 30 escaños en las últimas elecciones y puede formar un bloque de 52 escaños en la Knesset frente a un bloque de 57 escaños liderado por el segundo partido más importante de la Knesset: Yesh Atid, dirigido por Yair Lapid.

El bloque que forme una coalición de 61 escaños podrá formar el próximo gobierno.

En consecuencia, Netanyahu sólo podrá formar gobierno si reúne en una coalición los siete escaños obtenidos por el Partido Yamina, dirigido por el ex ministro de Defensa Naftali Bennett, y los cuatro del Partido Ra'am, dirigido por Abbas Mansour, líder de la rama sur del Movimiento Islámico de Israel.

Sin embargo, los socios de Netanyahu, entre ellos el Partido Sionista Religioso, dirigido por el ultraderechista Bezalel Smotrich, se han negado a unirse a una coalición que incluya a los partidos árabes. Mientras que Ra'am ha dicho que no se sentaría en un gobierno con Smotrich o Itmar Ben Gvir, un miembro kahanista del partido de Smotrich.

LEER: La demolición por parte de Israel del barrio de Al-Bustan es "peligroso"

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines