Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán critica la "severa represión" por parte de la policía en las protestas de Reino Unido

Un manifestante es detenido por la policía tras bloquear las vías del tranvía durante una protesta de "Kill the Bill" en el centro de la ciudad de Mánchester el 27 de marzo de 2021 en Mánchester, Reino Unido [Christopher Furlong/Getty Images].

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, ha criticado la reciente represión de las protestas por parte de la policía británica en Bristol y ha pedido una investigación seria por parte de los grupos de derechos humanos.

"Esperamos que los recientes incidentes ocurridos en Gran Bretaña, que dieron lugar a una severa represión de los manifestantes por parte de la policía, no sean ignorados por los defensores de los derechos humanos, incluidas las autoridades británicas", declaró ayer Khatibzadeh. "Siempre hemos visto declaraciones intervencionistas por parte de funcionarios británicos sobre el comportamiento de la policía hacia los manifestantes en otros países, pero ahora les toca demostrar hasta qué punto se preocupan realmente por los derechos primarios de su propio pueblo y por la violencia policial excesiva".

OPINIÓN: Kushner economiza con la verdad sobre la 'paz' en Oriente Medio

Bristol ha sido testigo de una semana de disturbios, con miles de manifestantes reunidos en el centro de la ciudad para protestar contra el Proyecto de Ley de Policía, Crimen, Sentencias y Tribunales, que el Partido Laborista de la oposición ha argumentado que podría llevar a penas más graves por dañar una estatua que por atacar a una mujer.

Muchas personas han acudido a las redes sociales para denunciar lo que, según ellas, fueron casos de brutalidad policial contra los manifestantes. El viernes por la noche se produjeron diez detenciones y se vio a los antidisturbios empujando a la gente al suelo con sus escudos.

Un reportero gráfico del Daily Mirror describió cómo fue agredido por la policía. "El agente empujó a un manifestante que estaba a mi lado", explicó Christopher Walls. "Cuando estaba retrocediendo, me golpeó con su porra. Me dio en el brazo y en la cámara rompiendo el flash".

Sin embargo, un alto jefe de policía ha defendido el uso de la fuerza contra los manifestantes, argumentando que los agentes se enfrentaron a escenas "horribles". La superintendente jefe Claire Ames, jefa de apoyo operativo de la policía de Avon y Somerset, declaró ayer por la mañana a BBC Radio 5 Live que "la situación del domingo por la noche de la semana pasada fue horrible en la comisaría de Bridewell y nadie quiere que se repita. No quiero que nadie resulte herido y no puedo quedarme de brazos cruzados y permitir que a los agentes se les lancen ladrillos, botellas y se les someta a un nivel de violencia que es inaceptable".

El mismo cuerpo de policía retiró discretamente la afirmación de que dos agentes sufrieron fracturas durante la protesta -apodada "Kill the Bill"- el pasado domingo.

El sábado, el primer ministro británico, Boris Johnson, ofreció a la ciudad y a su policía su "pleno apoyo" y calificó los ataques a los agentes de policía de "vergonzosos".

Categorías
Europa y RusiaIránNoticiasOriente MedioReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines