Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El dividido Likud israelí necesita socios árabes para formar una coalición de gobierno

Material de campaña del Partido Likud israelí y carteles del primer ministro Benjamin Netanyahu tras la noche electoral del 10 de abril de 2019 en Tel Aviv [Jack GUEZ/AFP/Getty].

Un estado de profunda división ha prevalecido entre los miembros del partido Likud de Israel, dirigido por Benjamin Netanyahu, sobre la necesidad de pedir a los partidos árabes que se unan al próximo gobierno de coalición, informó Haaretz.

El periódico dijo que los miembros del partido han entablado un acalorado debate por WhatsApp, en el que una clara mayoría de sus miembros y legisladores de la Knesset se oponen firmemente a la idea.

Los resultados preliminares de las cuartas elecciones israelíes en menos de dos años mostraron que el Likud de Netanyahu se ha convertido en el partido con la mayoría de los votos. Sin embargo, Netanyahu y el bloque de partidos que seguramente le apoyarán sólo han conseguido hasta ahora 52 escaños, nueve menos que la mayoría de 61 necesaria para formar un gobierno de coalición.

Los opositores de Netanyahu tampoco han conseguido una mayoría, ya que un grupo de partidos contrarios a Netanyahu ha obtenido 57 escaños.

El apoyo de los partidos árabes podría situar a cualquiera de los dos bandos en una posición de poder.

LEER: Marruecos e Israel firman un acuerdo de relaciones comerciales

Gideon Sa'ar, miembro del Likud y jefe del partido derechista Nueva Esperanza, que se espera que obtenga seis escaños, ya ha rechazado unirse al gobierno de Netanyahu.

Mientras tanto, el líder de Yamina, Naftali Bennett, se ha negado a apoyar a Netanyahu o a los rivales políticos decididos a deponerlo.

Esto, según los analistas políticos, podría obligar a Netanyahu a recurrir a los partidos árabes en busca de apoyo, especialmente cuando intenta evitar que el país se dirija a unas quintas elecciones.

Mansour Abbas, jefe del partido islámico conservador Raam, retiró su partido de la Lista Conjunta, dominada por los árabes, antes de las elecciones, diciendo que estaba dispuesto a entrar en una coalición con Netanyahu, se espera que reciba cuatro votos, lo que podría ayudar a hacer viable la coalición de Netanyahu. Ha dicho que no está "obligado a ningún bloque ni a ningún candidato".

"Estamos dispuestos a mantener conversaciones con ambas partes, con cualquiera que quiera formar gobierno y se considere un futuro primer ministro", ha dicho Abbas en una entrevista radiofónica. "Si se recibe una oferta, nos sentaremos a hablar".

Está previsto que los resultados definitivos se den a conocer hoy.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines