Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El patriarca maronita pide al jefe de la ONU que impulse una solución a la crisis del Líbano

El cardenal maronita del Líbano, Mar Bechara Boutros al-Rahi , el líder ortodoxo griego Yuhanna X Yazigi y el patriarca ortodoxo sirio de Antioquía, Moran Mor Ignatius Aphrem II, salen tras una misa dominical en una iglesia maronita en la capital siria, Damasco, el 7 de junio de 2015 [LOUAI BESHARA/AFP vía Getty Images].

El Patriarca Moran Mor Bechara Boutros Al-Rahi ha pedido al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, que desempeñe un papel pionero en la solución de la crisis del Líbano, según ha informado Anadolu. El Patriarca católico maronita habló por teléfono con Guterres el lunes por la noche, según informó ayer la oficina de medios de comunicación de la Iglesia.

"Guterres expresó su gran interés por la situación libanesa y confirmó la necesidad de formar un gobierno y mantener al Líbano alejado de los conflictos", dijo la iglesia. "El cardenal Al-Rahi dijo al jefe de la ONU que los libaneses esperan que la ONU desempeñe un papel de liderazgo, especialmente porque el Líbano es un miembro fundador y activo de la organización internacional".

La situación del pueblo y del Estado libanés fue explicada al Secretario General, especialmente la incapacidad de la clase política para sentarse juntos y acordar un proyecto de rescate. "Esto ocurre en un momento en que el hambre y la pobreza se han extendido en el país, la moneda nacional se ha deteriorado y el Líbano está al borde del colapso total". La llamada terminó con el acuerdo de las dos partes de mantener la comunicación sobre los acontecimientos.

El 27 de febrero, Al-Rahi pidió una conferencia internacional bajo los auspicios de la ONU para "salvar al Líbano" y preservar la neutralidad del país.

LEER: La Liga Árabe reitera su oferta de apoyo al Líbano para superar su crisis

El primer ministro Saad Hariri se reunió el lunes con el presidente de la República, Michel Aoun, en el palacio presidencial. Era la decimoctava ocasión en que lo hacía para discutir la formación de un gabinete que suceda al actual gobierno provisional, que dimitió el 10 de agosto del año pasado, seis días después de que una catastrófica explosión devastara el puerto de Beirut y gran parte de la capital.

Tras la reunión, las dos partes hicieron declaraciones que, según los observadores, agravaron aún más la situación en un país en el que los intereses de los países regionales y occidentales también están en conflicto.

Líbano atraviesa la peor crisis económica desde el final de la guerra civil de 1975-1990. La pandemia de coronavirus y la explosión de Beirut empeoraron la ya desesperada situación.

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall SlidesUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines