Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Hezbolá del Líbano apoyará al nuevo gabinete si se anuncia el lunes

El líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, en Beirut, Líbano, el 8 de febrero de 2002 [Courtney Kealy/Getty Images].

El jefe de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrallah, dijo el jueves que apoyaría un nuevo gabinete libanés si se anuncia el lunes, pero afirmó que un gobierno formado únicamente por especialistas no duraría, informó Reuters.

El presidente Michel Aoun tiene previsto reunirse con el primer ministro designado, Saad al-Hariri, la próxima semana.

Los dos políticos llevan meses discutiendo mientras el país se hunde en la crisis financiera.

Aoun es un aliado de Hezbolá, respaldado por Irán, que figura en la lista de grupos terroristas de Estados Unidos.

"Si el primer ministro designado acuerda con el presidente el lunes un gobierno de especialistas, estaremos de acuerdo", dijo Nasrallah en un discurso televisado.

"Ahora digo a todo el mundo que es mejor un gobierno de tecnócratas y políticos que no permita a nadie huir de la responsabilidad", dijo.

El colapso económico de Líbano está suponiendo la mayor amenaza para su estabilidad desde la guerra civil de 1975-1990.

Los políticos llevan desde finales de 2019 sin acordar un plan de rescate para desbloquear el dinero extranjero que Líbano necesita desesperadamente.

Hariri se reunió con Aoun a primera hora del jueves después de un acalorado intercambio político el miércoles, y más tarde dijo que un nuevo gabinete que volviera a involucrar al FMI era la única solución a los problemas de Líbano.

Nasrallah dijo que un gobierno que tratara de aplicar las reformas exigidas por el Fondo Monetario Internacional encontraría dificultades en cuestiones como la eliminación de los subsidios.

"Si el FMI viene y dice que debemos levantar los subsidios, ¿podrán los libaneses soportarlo?" dijo Nasrallah.

LEER: El presidente Aoun pide al primer ministro designado Hariri que forme gobierno inmediatamente o se marche

Las conversaciones de Líbano con el FMI se estancaron el año pasado por una disputa entre funcionarios del gobierno, banqueros y partidos políticos sobre las grandes pérdidas financieras.

La crisis financiera ha hecho que el valor de la libra libanesa se hunda en un 90%, sumiendo a muchas personas en la pobreza y poniendo en peligro las importaciones al escasear los dólares.

La moneda se desplomó tan rápido en las últimas semanas, perdiendo un tercio de su valor, que ha hecho salir a las calles a los manifestantes y ha obligado a cerrar tiendas y comercios.

Nasrallah culpó al jefe del banco central, Riad Salameh, de la caída de la moneda.

"Usted puede trabajar para evitar el deterioro, pero no lo está haciendo", dijo dirigiéndose a Salameh.

Nasrallah también dijo que entidades externas e internas estaban tratando de empujar a Líbano a un escenario de guerra civil, sin dar más detalles.

"Tengo información de que hay fuerzas externas y algunas internas que están empujando hacia la guerra civil... están buscando el detonante para añadirlo al combustible", dijo Nasrallah.

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines