Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una empresa militar sudanesa renunciará a sus actividades civiles

El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, anuncia una importante remodelación del gabinete durante una conferencia de prensa el 8 de febrero de 2021 en Jartum, Sudán [Mahmoud Hjaj / Agencia Anadolu].

Una de las mayores empresas militares de Sudán ha acordado traspasar gradualmente sus operaciones civiles al Ministerio de Finanzas, con el objetivo de convertirla finalmente en una empresa con participación pública, según ha declarado el miércoles el ministro de Información, informó Reuters.

Si se completa, la escisión del negocio civil de Defense Industrial Systems podría ayudar a reducir la tensión entre los elementos civiles y militares de la autoridad transitoria, que comparten el poder hasta finales de 2023.

Muchos políticos civiles consideran inapropiadas las actividades empresariales opacas de los militares y se quejan de que sus beneficios no se incluyen en el presupuesto del Estado.

"Esta es una nueva asociación entre los componentes militares y civiles que produjo la gran revolución de diciembre", dijo el ministro de Información, Hamza Balol, en una referencia al derrocamiento del ex presidente Omar al-Bashir, en una conferencia de prensa en el complejo de fabricación de la empresa en las afueras de Jartum.

La empresa recibió el miércoles al primer ministro Abdalla Hamdok y a otros ministros en una rara invitación a los civiles para que visitaran sus instalaciones.

LEER: 75.000 etíopes huyen hacia Sudán en los últimos 5 meses

Los militares de Sudán arrebataron el poder a al-Bashir en abril de 2019, tras meses de protestas que comenzaron el diciembre anterior, y luego, en agosto siguiente, acordaron compartir el poder con los civiles.

Desde entonces, la economía se ha debilitado, y el gobierno sufre de ingresos crónicamente bajos.

El ejército sudanés ha sido objeto de presiones nacionales e internacionales para que aumente su transparencia y contribuya más a la economía nacional.

La compañía, como muchas otras grandes empresas propiedad de los militares, aún no ha hecho públicas sus finanzas ni ha revelado sus participaciones al público.

"El público sudanés podrá ahora beneficiarse de esta empresa", dijo el ministro de Finanzas, Jibril Ibrahim, citando su trabajo en las industria petrolera, ferroviaria y agrícola.

"Es importante que la empresa explique a la gente lo que hace, lo que posee y lo que espera conseguir".

Categorías
ÁfricaNoticiasSmall SlidesSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines